Escucha esta nota aquí

En el marco del Día Nacional del Trigo, realizado en Okinawa Uno, el sector productivo de Santa Cruz entregó al Gobierno el Plan de Fertilización y Nutrición Vegetal, para impulsar el uso de fertilizantes en los cultivos y así obtener mayores rendimientos.

En ese sentido, apuntan a fertilizar dos millones de hectáreas de varios cultivos y 300.000 hectáreas de pasturas hasta el año 2025. José Luis Llanos, presidente del Colegio de Ingenieros Agró- nomos de Bolivia (CIAB), afirmó que a escala nacional de la superficie cultivada de 3,7 millones de hectáreas se fertiliza solo 750.000; es decir, un 20% del total.

Asimismo, consideró que para llevar adelante el plan se deben invertir alrededor de $us 25 millones. También comentó que uno de los pedidos del sector es que el precio de la urea se ajuste al del producto de exportación para que su uso se masifique, toda vez que de acuerdo a estudios, en promedio, los rendimientos se incrementan hasta un 66%.

“Con el ingreso de la urea boliviana los precios han disminuido, pero creemos que una de las principales trabas es el precio”, dijo. En tanto, el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Pedro Damián Dorado, recibió el plan de parte de los productores, saludó la iniciativa del sector y adelantó que todos los niveles del Gobierno podrían plegarse a este plan.

“Agradecemos por esta iniciativa que nos da la posibilidad de tomar estos instrumentos y hacerlos realidad en políticas institucionales”, expresó Dorado.

Rebaja de precio de la urea

Por su parte, Marcelo Pantoja, presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), indicó que el precio de la urea para los productores debería ser de $us 280, además afirmó que -con el plan entregado- el consumo de este fertilizante nacional se triplicaría.

“El año pasado se alcanzó un consumo de 30.000 toneladas de urea en Bolivia y queremos llegar a las 100.000 toneladas. Solo queremos los mismos precios que se vende en Brasil”, dijo Pantoja.

En tanto que Javier Barriga, director de comercialización de productos derivados e industrializados de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), explicó que el precio que se maneja para los productores nacionales de $us 383, difiere del precio de exportación de $us 280 a $us 300, por un tema de competitividad.

Empero, no descarta que a futuro los precios vayan disminuyendo para la producción nacional.

Tags

Comentarios