Escucha esta nota aquí

 Luego del grave incidente en el que fueron detenidos tres militares bolivianos en la región chilena de Tarapacá, acusados de robo de vehículo y de disparar a Carabineros del vecino país,  el alcalde de Colchane, Javier García, dijo que presentará acciones para evitar que el Gobierno resuelva el tema por la vía diplomática o política, como ha ocurrido en años anteriores

“Aquí claramente hay actos delictivos”, sostuvo García en conversación con el programa Expreso Bío Bío al tiempo de mencionar que presentará una querella.

El jefe comunal recordó lo sucedido hace unos días con unos turistas en Coipasa, quienes sufrieron el robo de sus vehículos también por sujetos que dijeron ser militares bolivianos.

Incluso, en el hecho se habría registrado un abuso sexual por parte de los sujetos.

“Hace años también fueron detenidos siete efectivos del Ejército Boliviano y se les dio una salida diplomática, ellos fueron liberados prácticamente condecorados en el país vecino y eso es lo que nosotros no queremos”, sentenció García.

Hoy, el Gobierno chileno confirmó que tres militares del Ejército de Bolivia ingresaron fuertemente armados a territorio chileno en la región de Tarapacá, siendo detenidos por Carabineros, en medio de un intercambio de disparos. La Moneda calificó el hecho como "grave".

El robo de vehículos a vecinos de la zona fronteriza con Bolivia, alertó a Carabineros sobre el ingreso de tres sujetos presuntamente militares del país altiplánico, vestidos con uniforme y portando armamento de guerra.

Luego de salir en su búsqueda, personal policial logró dar con tres vehículos (dos gris y uno rojo) que parecían desplazarse enfuga por el Salar de Coipasa en dirección a territorio boliviano.

Tras un intercambio de disparos, finalmente se logró capturar a tres individuos que vestían uniforme militar de Bolivia y se comprobó que portaban dos fusiles Fal calibre 7.65 mm más dos pistolas, una CZ y una Norinco, ambas calibre 9 mm.

Desde el Gobierno chileno, el vicepresidente Rodrigo Delgado calificó lo sucedido como “grave”, por la cantidad de kilómetros que se internaron los sujetos en territorio nacional.

Los tres detenidos serán pasados a la audiencia de control de la detención, oportunidad en que el Ministerio Público podría pedir ampliar el plazo de la detención para recabar más antecedentes de lo sucedido.

De hecho, el fiscal jefe del Tamarugal, Hardy Torres, recorrió todo el límite fronterizo junto a Carabineros para recabar mayores antecedentes.

En tanto que desde Bolivia, el Ministerio de Defensa de Bolivia se refirió a los tres militares que fueron detenidos en Chile tras disparar contra personal de Carabineros en la localidad de Colchane.

A través de un comunicado, informaron que los tres militares estaban realizando un operativo de decomiso de vehículos que se internaban ilegalmente a territorio a través del área fronteriza Pisiga-Colchane.

Precisando, además, que la Fuerza de Tarea Conjunta “Bravo” Huachacalla estaba cumpliendo “su mandato legal de lucha contra el delito transnacional de contrabando”.

En ese contexto, “la patrulla que realizaba el operativo fue interceptada por Carabineros de Chile haciendo uso de la fuerza”. Situación que dejó un oficial herido, el que debió recibir atención médica.

Para finalizar aseguraron que “se activaron los canales diplomáticos para superar este lamentable impase”.


Comentarios