Escucha esta nota aquí

El alto valor que registran la harina de soya solvente, el maíz y el sorgo, subproductos de dichos granos transversales en la nutrición animal, encarecen los costos operativos e impactan en la producción de pollo, cerdo y leche en Santa Cruz, Beni y Cochabamba.

A decir del presidente de la Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple), Klaus Frerking, la coyuntura actual del sector es altamente preocupante.

Aduce que a la crisis sanitaria y de mercados por el ingreso descomunal de contrabando de productos lácteos de países vecinos, se suma la escalada de precios de la harina de soya solvente, maíz y sorgo.

Hizo notar que la nutrición en la producción de leche representa el 60% de los costos operativos y que debido al incremento del costo de las materias primas este ítem se disparó entre un 5 y 7%. Con respecto a los valores, mencionó que muchos productores recurren al mercado ‘negro’ pagando más de Bs 2.800 por una tonelada de harina de soya solvente para cubrir la diferencia entre el cupo fijado en las industrias y el consumo del plantel animal. En las industrias, por igual volumen de dicho alimento, se paga Bs 2.248. El quintal de maíz, en promedio, escaló de Bs 50 y 55 a 70 y 80: de sorgo, de Bs 37 a 45 y 47.

Desde Trinidad, el presidente de la Asociación de Productores de Leche de las provincias Cercado y Marbán, Raúl Eggers, afirmó que el sector afronta días complicados debido a las inundaciones de predios pecuarios y en las últimas semanas la bajísima disponibilidad de granos para la seguridad alimentaria del ganado. “Hay muy poco grano y si se consigue es caro”, anotó, al citar, por ejemplo, que el quintal de maíz se cotiza a Bs 100.

Expresó que el desequilibrio en la oferta de granos trasciende en la nutrición animal e impacta en la producción de leche que, en promedio, cayó de 7.000 a 5.000 litros en las últimas semanas.

Secuelas en granjas porcinas

El ‘efecto dominó’ del alza de precio de los granos también golpea al sector porcinocultor. Según el presidente de la Asociación Departamental de Porcicultores de Santa Cruz (Adepor), Nelson Daher, el 80% de los costos de producción en el sector es la alimentación. Reveló que para producir un kilo de cerdo se invierten Bs 10 y que en la actualidad se paga Bs 10,50 por kilo en las granjas porcinas.

“Estamos trabajando casi a pérdida. La harina de soya, el maíz y el sorgo registran precios altos y encima, en esta época del año, la demanda y el consumo de carne de cerdo descienden”, afirmó Daher.

En el caso de Cochabamba, el gerente general de la Cámara Agropecuaria de ese departamento, Rolando Morales, indicó que los micro y pequeños productores avícola y lechero son los más afectados por la subida del precio y la escasez de insumos. “Deben cargar con la variación del costo por la iliquidez en el bolsillo de los consumidores”, puntualizó.

En establecimientos avícolas

De acuerdo con el presidente de la Asociación de Avicultores de Pollos Parrilleros (Avipar), Winston Ortiz, la subida del precio de la harina de soya solvente e integral y del maíz desincentivó a muchos productores, sobretodo pequeños y medianos, a cargar aves en los galpones. “En este momento, la producción registra una caída”, mencionó, sin detallar números.

El declive de la oferta se refleja en el incremento del valor de la proteína animal en los mercados. Así, en el antiguo mercado Abasto el precio subió en promedio de Bs 3 el kilo. Y la oferta de pollo de granjas de Mairana escaló de Bs 12 a 15; mientras que de la marca Sofía, de Bs 12,50 a 15.

Comentarios