Escucha esta nota aquí

En la actual situación económica y proyectando sus finanzas personales de acuerdo con los analistas consultados es clave evitar endeudarse y menos si el dinero no está destinado para mejorar su capacidad de pago o para apalancar algún emprendimiento alternativo a su trabajo habitual.

Waldo López y Víctor Figueroa expresidentes del Colegio de Economistas y Jorge Fárez, analista en finanzas personales, brindan algunos consejos para evitar deudas que pueden afectar sus finanzas.

Pedir un préstamo para pagar la tarjeta de crédito: esto es considerado por Fárez, una conducta habitual que no hace otra cosa que tapar el sol con el dedo, pues es una engañosa solución en donde se cree que ya no se debe, sin embargo, lo único que se hizo fue canjear una deuda antigua por otra nueva.

Gastar en una vacación de lujo: en esta situación debe sopesar si quiere darse una vacación de su vida o adquirir una deuda desmesurada que puede ser una traba para obtener futuros recursos que bien los podría invertir en actividades que le generen ingresos, para recién ahí viajar por el mundo.

Comprar un auto 0km solo para presumir: Figueroa considera que si el vehículo, último modelo, es solo para darle gusto a su ego, está en problemas, pues apenas retire el motorizado de la empresa concesionaria este perderá parte de su valor y no así la deuda que deberá cancelar mes a mes.

Adquirir una casa con mínimos ingresos: Antes de embarcarse a esta deuda que por lo general no es menor a los diez años, de acuerdo con Fárez sus ingresos no deben ser ‘justos’, sino que se debe buscar la manera reducir el capital y los intereses, para que al final le queden los años necesario para disfrutar de su casa y no se pase la gran parte de su vida pagando esa deuda.

Para López, lo más sensato en este contexto económico es racionalizar las finanzas personales apostando a los gastos básicos y evitando nuevas deudas que pueden afectar su patrimonio. El economista hace notar que ese debe ser también la conducta a seguir una vez que se retorne a la normalidad.