Escucha esta nota aquí

Tanto para Jaime Dunn como para Germán Molina, analistas económicos, los temas del déficit fiscal, desocupación, inversión y tributos son los más sensibles para las familias bolivianas y por ello requieren respuestas inmediatas y concretas por parte de los candidatos a la presidencia. 

Dunn precisó que la generación de empleos, desde el punto de vista económico, es el más importante porque esto permite que las otras preocupaciones se resuelvan, como atraer inversión privada y extranjera, mantener una estabilidad de tipo de cambio, reducir el déficit fiscal y trabajar sobre la carga impositiva.

El analista sostuvo que está comprobado que únicamente el sector privado nacional o extranjero puede generar empleos de calidad y de largo plazo, por lo que precisó que los partidos políticos deben tener un programa de Gobierno que resulte en generación de fuentes de trabajo de calidad y a largo plazo haciendo que el empleo sea el tema central de las políticas económicas y sociales que proponen.

A su vez, Molina indicó que previamente los candidatos presidenciales tienen que contar con información disponible de acceso público sobre cuentas fiscales, monetarias, contratos, deuda pública, juicios, convenios con sectores sociales y normas legales, para identificar las bases, condiciones, situación, restricción inicial sobre las que finalizará la administración gubernamental de la presidente Jeanine Áñez. A partir de ahí pueden delinear y diseñar la política económica destinada a satisfacer la demanda de la sociedad boliviana.

En cuanto al desempleo, Molina sostuvo que actualmente se tiene un contexto interno y externo adverso a la acumulación de capital, crecimiento del producto y generación de empleo. Ante esta situación, es fundamental la conformación y consolidación de una Alianza Pública-Privada en sentido amplio que abarque el período 2021-2025 hacia el Bicentenario de Bolivia.

Para el economista, es importante que los nuevos legisladores elegidos en los comicios nacionales del 18 de octubre se constituyan en una Asamblea Constituyente, para contar con una Constitución Política del Estado acorde a la cuarta revolución industrial por la cual transita el mundo, que privilegia el conocimiento y los emprendimientos privados nacionales e internacionales estableciendo un ambiente atractivo en el país.

Valor de la moneda nacional

En cuanto a la estabilidad del tipo de cambio, Molina señaló que ésta se sustenta de acuerdo con la cantidad de RIN que tenga el Banco Central de Bolivia, por lo que es importante que el futuro Gobierno no las disminuya, sino todo lo contrario que las potencie, si quiere evitar una devaluación del boliviano. 

Sostuvo que distintos estudios indican que un rango entre los $us 6.000 y $us 7.000 millones de reservas de las RIN, es un monto que puede garantizar el tipo de cambio vigente.