Escucha esta nota aquí

El gerente general de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Jaime Hernández, discrepó con la filtración de datos confidenciales de predios en conflictos agrarios reconocida por el propio director del INRA Santa Cruz, Adalberto Rojas. Con esos datos, las tierras terminan siendo invadidas por organizaciones o grupos irregulares como ocurrió el jueves pasado en Las Londras.

“Eso precisamente es algo que se venía conociendo, que había filtración de información de predios que se encuentran en conflicto agrario. Sin embargo, esa es responsabilidad del INRA. Esa información solamente la debería conocer esta instancia técnica y no debería filtrarse a otras organizaciones para evitar lo sucedido en Las Londras y en otros predios productivos”, dijo Hernández.

Agregó que el sector productivo requiere certidumbre y seguridad jurídica para seguir invirtiendo y produciendo. "El agro es un baluarte que garantiza la seguridad y soberanía alimentaria del país, y que genera cientos de miles de empleos y excedente para exportar. Estamos en un momento en el que el país necesita una reactivación productiva”.

No obstante, dijo que el sector confía en la palabra empeñada y el compromiso expresado por las autoridades de hacer las investigaciones correspondientes para dar con los cabecillas de estos grupos irregulares.  

“Lo ocurrido en Las Londras es un acto delictivo que no puede quedar en la impunidad. Entendemos que el Ministerio Público está haciendo las investigaciones y ya ha comenzado a hacer las citaciones y a emitir órdenes de aprehensión”, dijo Hernández.  

Para el gerente de Anapo, en todo momento el INRA debe actuar de forma imparcial y sus actos deben estar orientados a brindar certidumbre y seguridad jurídica a los predios.

Comentarios