Desde la entidad que aglutina a productores de oleaginosas y trigo han señalado que la sequía ha causado una afectación de 660.000 toneladas en cuatro cultivos

El Deber logo
1 de septiembre de 2016, 11:57 AM
1 de septiembre de 2016, 11:57 AM

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (Anapo), Reynaldo Díaz, informó el jueves que los productores de trigo, maíz, sorgo y soya han perdido este año más de 180 millones de dólares, debido a que dejaron de producir 660.000 toneladas, a raíz de la sequía.

"Estamos hablando de una afectación de 660.000 toneladas menos de producción en los cuatro cultivos con un daño económico de más de 180 millones de dólares, debido a la sequía que afectó la cosecha de invierno", explicó en conferencia de prensa.

Díaz puso como ejemplo el caso del trigo que tuvo una siembra de 100.000 hectáreas de las que se perdieron en su totalidad 18.000 y el restante bajó su rendimiento de 2,5 toneladas a 1,1 por hectárea.

Explicó que el panorama es "preocupante" para el próximo verano donde se piensa sembrar un millón de hectáreas, situación que está en riesgo si es que no se crea un fondo de reactivación económica en favor del pequeño y mediano productor.

Díaz señaló que ese problema se suma la mora que asciende a 470 millones de dólares y que le impedirá al productor acceder a un refinanciamiento para comprar maquinaria y semillas para la cosecha de verano.

Agregó que persisten otros factores que afectan al sector productivo como el contrabando y la política monetaria de otros países vecinos que permite que los productos sean internalizado a precios más bajos.

El presidente de Anapo insistió en la solicitud de reactivar el comité de bioseguridad para que se dé vía libre a la aplicación de la biotecnología para combatir las plagas que afectan a la producción agrícola.
?