Escucha esta nota aquí

La presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, se comprometió este viernes con la perforación de 30 pozos de agua y la generación de empleos directos en los municipios de la provincia Gran Chaco con parte del “Plan Trabajo”.

Desde ayer, la primera mandataria se encuentra de visita por Yacuiba, Villa Montes y Caraparí, para escuchar las demandas y necesidades de la población chaqueña.

Según la presidenta, el Ministerio de Medio Ambiente tiene la misión de perforar 30 pozos de agua para enfrentar la sequía que afecta a los chaqueños, especialmente al sector ganadero que es el más golpeado en esta época del año.

“Con esto queremos ayudar y mejorar la calidad de vida en el Gran Chaco, que cada año se ve afectada por este fenómeno climático”, expresó.

Asimismo, la mandataria prometió generar empleos con parte de los 600.000 a ser generados por el Plan de Empleo en base a la rehabilitación de centros de salud, construcción de aceras, alcantarillados y empedrados, muros de contención y obras menores.

Agregó que el objetivo es ayudar a las familias chaqueñas que buscan un sustento económico en medio de la crisis sanitaria por la pandemia.

Por otro lado, la Jefa de Estado accedió al pedido de la población de Yacuiba para utilizar la línea de transmisión de electricidad que fue construida para exportar a la Argentina.

El gobernador Adrián Oliva, que acompañó a Áñez, dijo que esta decisión gubernamental significa no solo garantizar la provisión de energía eléctrica, sino también un ahorro económico de Bs 40 millones al departamento de Tarija y la región chaqueña.

La presidenta autorizó el retorno administrativo de la hidroeléctrica de San Jacinto, componente de Servicios Eléctricos de Tarija (Setar), que fue traspasada a ENDE Guaracachi en la anterior gestión gubernamental.