Escucha esta nota aquí

La Agencia Nacional de Hidrocarburos  (ANH) a través del personal técnico de su Dirección de Transporte y Refinación procedió a la supervisión y fiscalización a la operación y mantenimiento, sistemas de seguridad, sistemas de medición de volumen y procedimientos de ensayos de calidad; de la unidad de crudo de la refinería Oro Negro distante a 40 kilómetros de la capital cruceña.

La refinería Oro Negro cuenta con una capacidad nominal de proceso de 3.250 BPD de petróleo crudo que posteriormente son refinados para la obtención de hidrocarburos, mismos que son entregados a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para su comercialización en el mercado nacional.

Durante la inspección, desde la ANH indicaron, que se evidenció que Oro Negro cuenta con las siguientes unidades de procesamiento: Unidad de Crudo (Destilación atmosférica) 3.250 barriles por día (BPD),  Unidad de Separación de Naftas (Liviana y Pesada) 1.500 BPD y Unidad de Reformación Catalítica (Gasolina) 1.000 BPD.

La comisión técnica de la ANH, durante la inspección, procedió a la constatación de reportes y otros documentos que le permitan verificar que la actividad de refinación es regular y continua, logrando así productos que satisfacen las necesidades energéticas de la población y de la industria orientada al desarrollo del país.