Escucha esta nota aquí

El sector gastronómico es uno de los más afectados por la emergencia sanitaria que vive el país. La cuarentena total dictaminada por el Gobierno, para frenar la expansión del coronavirus, obligó a todos los restaurantes a cerrar sus puertas, aunque ahora varios trabajan vía delivery. Para mitigar el impacto el Sector Privado de Turismo (Septur), planteó crear un fondo de subsidio para la actividad gastronómica y la industria sin chimenea. Recientemente el Gobierno anunció créditos a las empresas para que cubran el sueldo hasta por dos meses.

La propuesta fue planteada al Gobierno a través de una carta enviada a la presidenta Jeanine Áñez, en la que el sector plantea además la suspensión del cobro de impuestos como el Impuestos a las Transacciones (IT), el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impusto a las Utilidades de las Empresas (IUE) hasta por 12 meses, entre otras propuestas.

Uso del fondo

En concreto, el sector plantea que el fondo de subsidio sea usado para la recuperación del sector turístico y gastronómico. La creación de este fondo está orientado a sostener las planillas laborales, evitar el desempleo y la pérdida de un activo fundamental como es el personal calificado, para los meses de marzo a diciembre del presente año.

Además, según el sector el fondo debería absorber al menos el 100% de los aportes patronales de estos meses, y atender todos los costos de orden administrativo correspondientes a los servicios de energía eléctrica, gas y agua potable.

Fernando Medina, presidente de la Cámara Gastronómica de Santa Cruz señaló que el sector emplea de forma directa a 70.000 personas y otras 200.000 de forma indirecta. Por lo que el subsidio busca proteger a la gente que vive del sector.

Anticipó que después de la cuarentena será muy difícil que el sector vuelva a operar con el 100% de sus trabajadores.

Gobierno anuncia créditos

El Gobierno otorgará préstamos blandos para que las empresas puedan cubrir hasta dos meses de sueldos, varios bancos como el Mercantil Santa Cruz (BMSC) y Fassil anunciaron los préstamos con tasas anuales desde el 3,73%. El plazo será por 18 meses y los primeros seis no se cobrará ni interés ni capital.  

Comentarios