Escucha esta nota aquí

Luego de varias denuncias por el retiro irregular de técnicos que pone en riesgo la seguridad operacional aérea, el director ejecutivo interino de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Celier Arispe, informó que el país ocupa el cuarto lugar en seguridad operacional aérea, después de Brasil, Chile y Venezuela, según una auditoría efectuada por la OACI en 2019, reportó este sábado la agencia ABI.

Hemos obtenido en la auditoría el 77% (porcentaje de cumplimiento), es el más alto en auditoría de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), esto nos ha permitido estar en esta situación a nivel regional. Somos el cuarto país en materia de seguridad operacional”, dijo Arispe citado por ese medio estatal.

La autoridad aseguró que, en 2019, se realizó una auditoría a la institución, previa preparación de grupos de trabajo basado en el Reglamento de Aeronáutica Boliviana, en el Manual de Descripción de Puestos que tiene la Dirección de Aeronáutica Civil y el manual de Organización de Funciones.

“En 2017 teníamos 56 incidentes-accidentes, en 2018 existió 22 y en 2019 fueron 11. Esta es la forma de medir el trabajo en materia de seguridad operacional de la Aviación Civil de Bolivia”, señaló el director ejecutivo de la DGAC.

Arispe sostuvo que en 2020 esos equipos de trabajo fueron retirados por la administración del Gobierno de transición, por lo que en la nueva gestión se los tuvo que volver a conformar en diferentes áreas de la aviación civil.

En temas de seguridad operacional, después de Bolivia, se encuentran Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, Suriname, Paraguay, Guyana, Uruguay y Panamá, según los datos del Ministerio de Obras Públicas.

Recientemente, una investigación realizada por el periódico digital New Time dejó al descubierto un correo electrónico enviado por la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos a la DGAC, en la que observaba el retiro de personal técnico responsable de la seguridad operacional.

Así también la FAA pidió a la DGAC aclarar una denuncia sobre la 'clonación' de aviones y certificados que emiten los Estados Unidos. De no aclarar esta situación, el organismo norteamericano advirtió que el país podría perder la categoría 1 sobre seguridad operacional.

Mediante una carta, la DGAC dijo a EL DEBER que el correo de la FAA no contemplaba ninguna descertificación.


Comentarios