Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce destacó este lunes que el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF) contribuirá a la redistribución de la riqueza, en el marco del Modelo Económico Social Comunitario Productivo.

“El registro para el Impuesto a las Grandes Fortunas está vigente. Los recursos generados contribuirán a la redistribución en #Bolivia”, escribió en su cuenta de Twitter (@LuchoXBolivia).

El mandatario recordó que ese tributo forma parte del desmontaje del neoliberalismo para retomar el Modelo Económico Social Comunitario Productivo a fin de salir de la crisis.

El 9 de febrero de este año, el presidente del Servicio de Impuestos Nacionales, Mario Cazón, informó que esa entidad comenzó el registro de los contribuyentes que deberán pagar el impuesto a las grandes fortunas en la plataforma virtual www.impuestos.gob.bo y advirtió que el documento generado será considerado como una declaración jurada.

El año pasado, Bolivia puso en vigencia la Ley 1357 de IGF, que fija porcentajes graduales para el pago de la alícuota: 1,4% para personas con riquezas de 30 millones a 40 millones de bolivianos (de 4,3 a 5,7 millones de dólares); 1,9% de 40 millones a 50 millones (de 5,7 millones a 7,2 millones de dólares) y 2,4% para fortunas mayores.

Comentarios