Escucha esta nota aquí

El ministro de Justicia, Héctor Arce, tuvo una intensa jornada ayer en Iquique, Chile. Por la mañana se reunió con el equipo jurídico que defiende a los nueve funcionarios detenidos en el penal de Alto Hospicio y por la tarde visitó a los connacionales, a quienes los vio con la “moral alta”. La autoridad señaló que este caso quedará grabado en la “infamia de la injusticia” y también afinó la estrategia legal que será presentada el 25 de mayo en la audiencia en el tribunal de garantías de Pozo Almonte. Por la noche informó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió la solicitud de medidas cautelares presentada por los familiares.

“Lo que está pasando ahora en Chile es uno de los casos que quedarán seguramente grabados en la infamia de la injusticia y en la infamia de los casos abusivos. Con abuso de la fuerza, con abuso de los instrumentos y las instituciones jurídicas de manera injustificada en contra de ciudadanos inocentes, de personas inocentes que están pagando alguna actitud incorrecta de algunas autoridades de gobierno, declaró Arce a medios chilenos a su salida de la cárcel de Alto Hospicio, a 40 minutos de la ciudad de Iquique. 

Luego, Arce describió en su cuenta Twitter cómo encontró a los nueve funcionarios bolivianos, que están recluidos desde el 19 de marzo: “Nuestros compatriotas están con la moral alta y llenos de ánimo”, escribió el ministro de Justicia.

La autoridad también se refirió a la negativa de La Moneda de otorgar visas de ingreso a los presidentes de las cámaras legislativas de Bolivia. “Es absolutamente injustificada de pedir visas a las autoridades siendo un país limítrofe, siendo un país hermano. Como ustedes conocen muy bien, por determinación del presidente Morales, nosotros no pedimos visa de ingreso a las autoridades chilenas”, remarcó. 

Afinó la estrategia
Por la mañana, el ministro de Justicia se reunió con el equipo jurídico para afinar los alegatos que serán presentados en la audiencia del 25 de mayo. 

En el encuentro participaron, además de Arce, la cónsul general de Bolivia en Chile, Magdalena Cajías; la viceministra de Gestión Institucional y Consular, Carmen Almendras; el director del Servició de Defensa Pública del Estado, César Romano; y los abogados chilenos Claudio Vila y Manuel Choque. 
Sobre el tema, el obispo de la ciudad de Iquique, Guillermo Vera, adelantó que la próxima semana realizará una visita a los nueve funcionarios bolivianos en el penal de Alto Hospicio. “Yo tengo previsto un horario de visita para la próxima semana, he visto la posibilidad de ir a visitarlos. Sé que los capellanes que están en la cárcel han estado con ellos constantemente, pero yo personalmente voy a ir en los próximos días”, explicó el representante de la Iglesia al medio digital Soy Iquique. 

Uno de los detenidos se fracturó un codo
 Uno de los nueve ciudadanos bolivianos que permanecen detenidos en Chile sufrió una grave lesión en uno de sus brazos. El hecho sucedió cuando jugaba un partido de fútbol en el penal de Alto Hospicio, a 40 minutos de la ciudad de Iquique. 

De acuerdo al reporte del portal 'Soy Iquique', la Gendarmería chilena explicó que el accidente ocurrió cuando el imputado boliviano jugaba junto a sus demás compatriotas que se encuentran recluidos desde el 20 de marzo.

“En vista de la caída sufrida por el ciudadano del vecino país, la dirección del establecimiento penitenciario determinó trasladarlo al hospital institucional para chequear la gravedad de la lesión, siendo atendido por los médicos del establecimiento, diagnosticando una fractura en su codo”, informó uno de los encargados de la seguridad del penal chileno.

Mientras, el coronel Sergio Castillo, encargado de Gendarmería en esa región, instruyó que se entregaran todas las facilidades para trasladar al boliviano al recinto asistencial. En dicho lugar recibió el tratamiento adecuado para evitar los dolores provocados la lesión.

Comentarios