Escucha esta nota aquí

El presidente del país, Luis Arce Catacora, afirmó este lunes que la recuperación económica, Bolivia se encuentra en la senda correcta por los indicadores positivos que el Instituto Nacional de Estadística (INE) presentó el primer trimestre de 2021.

“Según la información que tenemos, hay indicadores muy positivos. El cambio de tendencia de los depósitos del público en el sistema financiero, es otro elemento. Poco a poco esto tiene que ir mejorando, así que estamos en la senda correcta”, afirmó el jefe de Estado, durante un encuentro con periodistas en la Casa Grande del Pueblo.

También resaltó el incremento de Índice Global de Actividad Económica, que sitúa a Bolivia con indicadores positivos Y que varios sectores están caminando en el sentido correcto y por ello, inclusive, la manufactura está creciendo por encima del 6%, en los primeros tres meses, según datos del INE.

De acuerdo con el Banco Central de Bolivia (BCB) al primer trimestre de 2021, Bolivia registró un superávit comercial de $us 339 millones, el cual, comparado con similar periodo de gestiones previas, representa el indicador más alto en los últimos siete años.

Mientras que, los flujos de remesas familiares del exterior, al primer trimestre, alcanzaron a $us 338 millones, monto mayor en 18,5% respecto al registrado en similar periodo del año pasado.

Al respecto, Germán Molina, analista económico, sostuvo que el presidente Arce repite un mismo discurso, dando a entender que todos los males del país empezaron en el periodo 2019-2020, cuando no es así.

Molina precisó que todavía no se cumplió con la millonaria inversión pública comprometida, ni se sabe cómo se hará frente al déficit fiscal.

Jaime Dunn, experto economista, sostuvo que la gradual reactivación de la economía es resultado de un mayor aumento en el consumo impulsado por la demanda china y que recién en 2022  y en adelante se sabrá si la política económica del Gobierno es la adecuada.

Para el analista financiero Róger López,  el país necesita del ingreso de divisas para hacer frente a sus obligaciones con los distintos acreedores, pero que la devolución de los $us 300 millones al Fondo Monetario Internacional, la restricción de las exportaciones a la carne de res, son -a criterio de López- señales a contracorriente en comparación con lo que hacen otros países de la región.

Comentarios