Escucha esta nota aquí

La república de Argentina alista la compra de gas a Chile, ante la falta de certidumbre por parte de su principal proveedor, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que no envió el cronograma de envíos de gas para el periodo de invierno, el más alto en consumo para el vecino país. Esta situación pondría en riesgo incluso el contrato de venta de electricidad.

La información fue proporcionada por el embajador de Argentina, Normando Álvarez a ANF, quien señaló que en reunión realizada el 8 de febrero entre el ministro de Energía de su país, Juan José Aranguren; el Presidente de Enarsa, Hugo Balboa; el ministro de Hidrocarburos, José Luis Sánchez y el presidente de YPFB, Guillermo Achá, Bolivia se comprometió a enviar el cronograma de envíos de gas pero no lo hizo.

"Argentina, si no hay respuesta va a tomar la decisión de acordar con otros países, muy posiblemente con Chile a través del gasoducto del norte para comprar gas (...). Estuve en Rosario, Buenos Aires y gracias a Dios el clima está bastante benigno, pero calculamos que en 15 días llegará el frío y comenzará el periodo de utilización fuerte del gas", señaló el diplomático.

Álvarez dijo que el presidente de Enarsa le confirmó la intención de Argentina de cerrar contrato con Chile, sí Bolivia no garantiza la provisión de gas. "Esta mañana hablé con el presidente de Enarsa para saber bien lo que sucedía y me ratificó esa noticia, que es preocupante (...). Pero Argentina tendrá que tomar sus recaudos para no quedarse sin gas", sostuvo.

Sin precisar cuánto tiempo más esperarán una respuesta de Bolivia, el diplomático dijo que en "días más se firmará el convenio con Chile, se deben poner todos los gasoductos en condiciones para que llegado el momento no hayan problemas".

Dijo que desde su Gobierno se cuestionó el hecho de que no haya una respuesta oficial del sector de hidrocarburos, cuando es uno de los principales compradores de YPFB. "Incluso sabemos por declaraciones públicas que Brasil disminuirá el 2019 el consumo del gas boliviano en 30%, lo que significará que Argentina será el principal cliente de Bolivia", dijo.

El Embajador recordó que el año pasado, el ministro de Energía de su país sufrió tres procesos penales y una interpelación en el Congreso, por la compra de gas a Chile a un costo mayor que el que paga a Bolivia, por lo que esta vez se enviaron de manera reincidente cartas al ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, para confirmar el incremento de gas por el periodo de invierno.

El contrato de compraventa de gas a Argentina establece un volumen mínimo de envío de 19,9 millones de metros cúbicos diarios (Mmmcd) en el periodo de invierno que dura aproximadamente cuatro meses, y de 16,4 Mmmcd en verano. De acuerdo al reporte de YPFB Transporte, el promedio de gas enviado a Argentina en el mes de abril fue de 16 Mmmcd.

En riesgo contrato de electricidad

La disminución de volúmenes de gas a Argentina y la falta de respuestas para el periodo de invierno, según el diplomático también puso en duda el probable contrato de compra de energía eléctrica que se pensaba firmar por 15 años.

"Me comuniqué con el ingeniero (Eduardo) Paz de ENDE, que Argentina no se va a sentar a comprar electricidad, porque tenemos esa duda, si realmente con esa entrega de energía eléctrica no va pasar lo mismo con el gas", sostuvo.

Según el diplomático, tampoco se dio ninguna respuesta al interés manifestado por una empresa argentina dispuesta a comprar Gas Licuado de Petróleo (GLP) por un valor de 100 millones de dólares anuales por un periodo de 10 años.

Álvarez dijo que su Gobierno realiza fuerte inversiones en el campo Vaca Muerta con el propósito de convertir a su país en autosuficiente de gas y energía. Dijo que en su último viaje a Estados Unidos, el presidente argentino Mauricio Macri recogió el interés de varias empresas dispuestas a invertir en exploración y explotación hidrocarburífera.

Comentarios