Escucha esta nota aquí

En medio del anuncio del Gobierno argentino de que cerrará la compra de gas a Chile para pasar el invierno (276 millones de metros cúbicos durante junio, julio y agosto) y por el cual pagará $us 7,9 por millón de BTU, ayer el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez, reveló que YPFB incumplió el contrato gasífero pues supuestamente envió 38 millones de metros cúbicos de gas menos, en los últimos ocho días pero no hay penalidades, de acuerdo con la información obtenida de la estatal argentina Enarsa.

Según el diplomático, en este año hubo meses en que Bolivia envió más, y hubo meses en que envió menos, pero que todos saben que el problema es en invierno, y el acuerdo con Chile es para junio, julio y agosto.

Citó por ejemplo que en enero Bolivia envió 7 Mmm3/d más en promedio, en febrero exportó 2 millones más en marzo 4,5 millones menos, en abril 30,5 millones menos, y en estos ocho días envió 38 millones menos.

¿Cuál es el momento que atraviesa la relación entre Bolivia y Argentina? Se le consultó a Álvarez a lo que respondió: “Yo creo que es una relación muy buena, pero lamentablemente por este conflicto del gas hay declaraciones y malas interpretaciones. Yo lo único que le pedí al ministro y a distintos funcionarios es que se envíe una nota comprometida por ellos mismos”

Asimismo, afirmó que el año pasado YPFB también incumplió el acuerdo y que está contemplado en el informe estadístico de Enarsa.

"No nos han enviado la nota, he visto declaraciones del ministro de Hidrocarburos diciendo que no me meta en la política; no hago eso, soy político pero no me meto en eso (...). Nunca me reuní con un miembro de la oposición porque no corresponde (...). Suficientes problemas tenemos en Argentina con política para meternos con países hermanos, pero más allá de decir que me envías menos y que el otro pueda decir estoy enviando mucho, hay que ver las cifras oficiales y tanto Enarsa como YPFB tienen los datos", aclaró.

El diplomático señaló que en reunión realizada el 8 de febrero en Argentina, entre el ministro de Energía de su país, Juan José Aranguren; el presidente de Enarsa, Hugo Balboa; el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, y el presidente de YPFB, Guillermo Achá, Bolivia se comprometió a remitir el cronograma de envíos de gas, pero no cumplió.

Álvarez dio lectura al correo enviado al presidente de YPFB, Guillermo Achá, en el que dice de manera textual: "Dado que hasta la fecha no hemos recibido ninguna información y es imperioso para nosotros cerrar nuestro programa de compra de combustibles, especialmente para los meses de invierno, le agradeceríamos que nos envíen las mejores proyecciones hasta el lunes 10 de abril, fecha máxima que tenemos para definir nuestra estrategia de suministro durante los meses venideros".

Sin embargo, el diplomático recalcó que la nota nunca fue contestada. 
¿Y qué pasará con los actuales volúmenes que Bolivia envía, con la compra que le harán a Chile disminuirán aquellos que se adquieren al gobierno del presidente, Evo Morales? Se preguntó al diplomático a lo que contestó: No, eso está en un contrato firmado. Vamos a cumplir, todo lo que envíe Bolivia será recibido por Argentina y pagará. 

Compra de gas a Chile
Ante ese panorama, el Gobierno argentino se alista para cerrar la compra de gas a Chile para pasar el invierno.
 Según el diario La Nación, el convenio establece el abastecimiento de 276 millones de metros cúbicos de gas de parte de la Empresa Nacional de Petróleo de Chile (ENAP) durante los meses de junio, julio y agosto, a un precio de U$S 7,9 por millón de BTU.
A su vez, el presidente de Enarsa, Hugo Balboa, explicó los detalles técnicos del inminente acuerdo con Chile. El monto total que se pagará por el gas importado de Chile ascenderá a $us 1.689 millones.

YPFB y el Gobierno
La estatal petrolera a través de la Unidad de Comunicación informó de que el asunto es competencia del Ministerio de Hidrocarburos y por lo tanto, no emitirá comentario.
EL DEBER envió la consulta al ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, sin embargo, no contestó.
Empero, la autoridad se refirió al tema de las reservas. Afirmó que actualmente suman más de 10 trillones de pies cúbicos (TCF). 

Recordó que en 2009 se certificaron 9,9 TCF y que el 2013 la empresa canadiense GLJ certificó que Bolivia tenía 10,45 TCF, lo cual demuestra, a su criterio, que hubo una política responsable porque no solo se repuso el volumen utilizado, sino también se incrementaron las reservas.
Reconoció que desde entonces no se hacen certificaciones, pero sí cuantificaciones de reservas, y que la última medición hasta fin del año pasado supera los 10 TCF. 

Sánchez aseveró que el abastecimiento de gas es prioritario para el Gobierno, mientras que los excedentes son exportados a mercados secundarios, como Brasil o Argentina.  Lamentó que políticos opositores y ‘gasólogos’ nacionales se preocupen más por la seguridad energética de otros países y no de Bolivia, acusando al Gobierno de no enviar más gas a mercados vecinos. 

Comentarios