Escucha esta nota aquí

Mediante una circular, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), instruyó a todas las entidades del sistema capitalizar el 100% de sus utilidades netas obtenidas en 2020.

Esta disposición debe ser cumplida por los Bancos Múltiples, Pymes, Instituciones Financieras de Desarrollo y Entidades Financieras de Vivienda. Esta medida, según la nota enviada por la ASFI, se da con el propósito de preservar la estabilidad del sistema financiero.

De hecho, no es la primera vez que el ente regulador realiza este tipo de medidas. Durante las gestiones 2015 y 2017, se exigió a los bancos capitalizar hasta el 50% de sus utilidades para el fortalecimiento de las financieras y que éstas puedan cumplir las metas crediticias establecidas en la Ley de Servicios Financieros.

La circular enviada por la ASFI a todas las financieras hace referencia al parágrafo II del artículo 425 de la Ley 393 de Servicios Financieros. Este apartado establece que “considerando la necesidad de fortalecimiento patrimonial ante la dinámica de crecimiento de la cartera al sector productivo y los requerimientos de capital resultantes de la misma, con el propósito de cumplir con los objetivos y metas de la política financiera de apoyo al sector productivo y de vivienda de interés social”.

Esta orden llega en un contexto complicado; debido a la fuerte crisis generada en el país por las medidas restrictivas implementadas desde marzo, a raíz de la pandemia por coronavirus.

Estas acciones determinaron la paralización de todas las actividades que llevó al entonces Gobierno de transición a establecer un diferimiento de los créditos en todo el sistema financiero.

El presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Jorge Akamine, explicó que, desde abril, durante el Gobierno de transición, ya se estaba considerando aplicar este tipo de medidas.

Recordó que incluso organismos internacionales, recomendaron a los países afectados tomar ese tipo de acciones para fortalecer los sistemas financieros de la región.

El especialista en banca, Jorge Velasco, explicó que, si bien la medida busca fortalecer a las entidades financieras, al mismo tiempo genera incertidumbre a los inversores que apuestan a la banca como negocio.

“Esta medida si bien fortalece a los bancos en un momento de crisis económica ahuyenta la inversión privada porque los empresarios invierten para tener ganancias o dividendos”, dijo.

Se intentó conocer la versión de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) y de la Asociación de Entidades Financieras Especializadas en Microfinanzas (Asofin), pero no fue posible ubicar a sus responsables.

Sin embargo, en varias oportunidades la banca informó de la reducción paulatina de las utilidades en los últimos años, este panorama se acentuó durante el periodo de emergencia sanitaria.

“La generación de utilidades respalda la rentabilidad del sector, por lo que un sector con una rentabilidad reducida no se considera atractivo para ningún inversionista. A diferencia de otros sectores, es importante reiterar que el sistema bancario debe conservar una relación entre su patrimonio y los créditos que coloca”, señaló Asoban en septiembre.

Comentarios