Escucha esta nota aquí

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) indicó que el periodo de gracia de seis meses beneficiará a los clientes que se acogieron al diferimiento de créditos el año pasado. La declaración la hizo hoy el director ejecutivo de la entidad reguladora, Juan Reynaldo Yujra, en contacto con EL DEBER Streaming.

La autoridad aclaró que el proceso de diálogo que se sostuvo para determinar la medida excepcional no fue solo con el transporte, si no también otros sectores y organizaciones que expresaron sus preocupaciones al Gobierno sobre su situación financiera. 

Entonces, explicó que producto de estas conversaciones con diversos sectores es que aplicaron una medida alternativa al diferimiento, que beneficia a toda la ciudadanía que tiene créditos y fue diferida. "No es solo para el transporte, si no para todos los ciudadanos que tienen créditos que fueron diferidos, incluso las personas de a pie que no pertenecen a ninguna organización o gremio. Se beneficiarán con la reprogramación o refinanciamiento con un periodo de gracia de seis meses", señaló.

Sobre el rechazo de la banca a este nuevo diferimiento y el posible riesgo de que se paralice la intermediación financiera, Yujra justificó que esa es la labor de la ASFI. "Nuestra visión no solo es con los prestatarios, y para adoptar una medida hacemos un análisis integral, vimos los beneficios y sacrificios y precisamente observamos que el beneficio está focalizado en clientes de pequeño monto", resaltó.

Un poco más del 10%

El sistema financiero administra un monto de créditos superior a los $us 28.000 millones y los créditos diferidos en 2020 representan un poco más del 10%, de acuerdo con los datos de la ASFI. Con estas cifras, el director ejecutivo reveló que no es evidente que la magnitud de la medida sea una amenaza seria al sistema financiero

Asimismo, la autoridad recordó que la Ley de Servicios Financieros establece que se debe cumplir una función social, no una actividad solo mercantil y contribuir al bienestar de los ciudadanos. 

Otro dato importante es que el sistema financiero está compuesto por diversos tipos de instituciones y en el caso de las entidades de desarrollo que dan crédito a sectores de bajos ingresos, en zonas periurbanas en términos de monto, el diferimiento fue apenas del 3%, pero la cantidad de clientes que atienden se aproxima a un tercio. Entonces, la medida alivia a estos prestatarios.

Consultado sobre el rechazo de Asoban al periodo de gracia sin pago de capital e intereses, y la posibilidad de que genere una crisis financiera, Yujra sostuvo que aprobaron una norma para reinvertir sus utilidades y que el sistema financiero no sufra sobresaltos.

A la pregunta de si ¿puede aguantar la banca seis meses impagos? el director de la ASFI señaló: "Si ve los índices de liquidez del sistema financiero y sus inversiones en el exterior, por supuesto que hay consistencia. Ellos deben administrar mejor. Los recursos del exterior algunos son improductivos y deben traerlos acá", afirmó.

Además, a tiempo de reconocer que las entidades que atienden artesanos, microempresarios o pymes, tal vez estén presionados por la falta de pagos; entre ellas las instituciones financiera de desarrollo, resaltó que diseñaron mecanismos de apoyo habilitando una línea a través del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) para evitar que el sistema financiero tenga limitaciones. "Son tiempos difíciles, excepcionales, pero hay que establecer el bien mayor", reflexionó en contacto con la periodista Sissi Áñez.

¿En qué momento cambió de opinión?
Yujra dijo que al reunirse con varios sectores económicos se planteó la posibilidad incluso de condonación, pero la labor del Gobierno es generar un programa de ayuda, hicieron ejercicios, simulaciones, escenarios para ver la posibilidad de pago. "Por esos escenarios de análisis se moduló esta ventaja del periodo de gracia", agregó.

Acerca de la posibilidad de que se 'congele' la otorgación de nuevos créditos, precisó que esta alternativa distinta al diferimiento, tiene que ver con reprogramación, mantener el saldo del crédito, pero modular, prolongar el plazo y la otra es el refinanciamiento adicional, ésta figura se sujeta a una evaluación de la entidad. 

Comentarios