Escucha esta nota aquí


El ingreso de productos por la vía ilegal desde Argentina y Brasil a los mercados de la ciudad, no solo llega a perjudicar a la industria boliviana, sino también a los supermercados
que tienen que buscar la forma de competir frente a esos precios bajos.

El presidente de la Asociación Boliviana de Supermercados (Absosuper),Sergio Weise, explicó que lo único que pueden hacer para luchar contra estos precios es “esforzarnos en brindar mejores servicios, calidad de atención, garantías sanitarias y de bioseguridad, cumplimiento de disposiciones tributarias y seguridad, entre otras medidas. Con esto tratamos de atraer a los clientes a nuestras salas”, expresó.

“Competir con los precios del contrabando es imposible. Ellos están beneficiados por el no pago de ningún tipo de impuesto, obligaciones sociales, patentes de funcionamiento, licencias sanitarias y otros. Y ahora tienen a su favor la desvalorización de las monedas argentina y brasileña frente al dólar”, apuntó el titular de Absosuper. 

En un recorrido que realizó EL DEBER para conocer la actualidad de los precios de los productos que ingresan desde países vecinos y compararlos con los del país, se pudo notar que en el mercado antiguo La Ramada por las calles Amboró, Sutos, y Charagua las aceras están llenas de mercancía importada con productos como dulces de leche, galletas, leche en polvo, productos para el cuidado personal y el hogar, cervezas, vinos y otras bebidas alcohólicas, la mayoría de estos productos provenientes de Brasil y Argentina. 

Se realizó una comparación para ver la diferencia de precios en algunos productos y se pudo evidenciar por ejemplo, que las galletas de agua que en los supermercados pueden encontrarse desde Bs 7 y Bs 8 en los mercados las ofrecen en 3 unidades por Bs 15. En la frontera con Argentina, específicamente en Bermejo comercializan las 3 unidades a Bs 5. 

En relación a la cerveza, se puede encontrar el paquete de Quilmes a Bs 36 (Bs 6 c/u) en el mercado, en Bermejo a Bs 26 el paquete, mientras que en el supermercado la Paceña de 710 ml está a Bs 14,50. 

Los dulces de leche de la marca PIL lo puede encontrar en Bs 10.50 en las cadenas de supermercados, y en los mercados, los productos de la marca argentina Granja de Oro lo pueden adquirir hasta en Bs 5 del mismo tamaño. 

“Los precios llegan a ser hasta la mitad de lo que los venden en otros lados”, dijo una vendedora que no quizo identificarse al ser productos no legales.
Otro producto muy demandado por los consumidores es la lata de leche de la marca Nido de 760 gr. La importada legalmente vale Bs 40 y la de contrabando cuesta etre Bs 28 y 30. Desde Absosuper recalcaron que aunque los precios pueden ser menores se trata de mercadería que no cuenta con garantía sanitaria. 

Acciones

Frente a este mal que aqueja a la economía nacional el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, indicó a EL DEBER que los sectores más impactados por el contrabando son el de bebidas y alimentos, industria textil, plásticos, manufacturas de madera y cueros y las farmacéuticas. Además, explicó que los mayores volúmenes de contrabando proceden de Argentina y Brasil que depreciaron el valor de sus monedas. Desde Chile, dijo que ingresan bienes diversos manufacturados que proceden de China.

La CNI ya ha planteado acciones al Gobierno para luchar contra el contrabando y considera que se debe modificar la Ley 1053 sobre Fortalecimiento de Lucha al Contrabando que establece privación de libertad cuando el valor del tributo omitido es mayor a 200.000 UFV, lo que equivale a $us 69.000, permitiendo el comercio ilícito en menores montos.

Comentarios