Escucha esta nota aquí

Ataque de Rusia a Ucrania dispara a más de $us 600 el precio de la tonelada de soya y productores bolivianos ven oportunidades para recuperarse de pérdidas productivas y generar ingresos de divisas por exportación de excedentes de soya y derivados de soya para el país.

De acuerdo con Infobae, las operaciones en el mercado de Chicago de referencia para las materias primas agropecuarias se volvieron frenéticas luego de que fuerzas rusas lanzaran un ataque contra Kiev, la capital de Ucrania.

La soya, cuyo contrato vence en marzo cotizó por la mañana a $us 618 la tonelada, para alcanzar su nivel más alto desde 2012, como consecuencia de las preocupaciones con relación a los suministros mundiales, las subas registradas en los mercados de aceites vegetales y a las proyecciones de menor producción en EEUU y los problemas climáticos (sequía) en Argentina y Brasil. 

Por la tarde, la tonelada de soya en Chicago se pactaba a $us 612,37. El récord histórico para este producto fue de $us 651, en septiembre de 2012.

En el contexto interno, el presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Fidel Flores, considera que los buenos precios cotizados en el mercado internacional para el grano de soya y sus subproductos (harina y aceite), permitirán a los productores recuperarse económicamente de las pérdidas productivas que tuvieron en años anteriores debido a la sequía y precios bajos y compensar el incremento de precios de los insumos de agroquímicos registrados en la campaña de verano. 

En cuanto a oportunidades de ingresos para el país, expresó que esperan superar los $us 1.400 millones generados en 2021 por exportación de excedentes, que incluyen productos con valor agregado (harina y aceites).  

Sobre las perspectivas de exportación, Flores dijo que son favorables como consecuencia de la disminución considerable de la producción de soya en Brasil, Argentina y Paraguay, donde verán disminuida su producción debido a la extrema sequía. 

“Esto genera buenas perspectivas para la venta, no sólo para los productos con valor agregado (harina y aceite), sino también para el grano, que actualmente se cotiza en FOB Puerto Aguirre por los $us 550 la tonelada, lo que brinda una expectativa de precio para los productores bolivianos de $us 480 a 490 la tonelada en base a un precio de oportunidad de exportación de grano”, mencionó.

Al igual que Brasil, Argentina y Paraguay, el presidente de Anapo afirmó que, debido a los efectos de la sequía en momentos determinantes para el desarrollo del cultivo en zonas productivas del Este, estiman una cosecha mínima de 2 millones de toneladas, que son 500.000 menos que la campaña de verano anterior. 

En cuanto al valor de producción de granos, calcula alcanzar $us 900 millones que serán distribuidos en toda la cadena productiva (proveedores de insumos, maquinarias, prestadores de servicios, banca, transportes, entre otros sectores).

A decir de Flores, la principal afectación en ciclo agrícola de verano ha sido la extrema sequía en zonas productivas importantes (Pailón, Cuatro Cañadas, San José de Chiquitos, San Julián y El Puente), donde se estima una disminución de producción en unas 500.000 toneladas de granos que representan unos $us 240 millones que los productores soyeros dejarán de percibir ingresos.

Con este panorama adverso, el presidente de Anapo considera que es importante que el Gobierno facilite el acceso a la biotecnología con nuevos eventos de semilla genéticamente mejorada, principalmente en los cultivos de soya y maíz, para incrementar productividad, aumentar producción y generar mayores excedentes para las exportaciones y así aprovechar la coyuntura favorable de precios altos en el mercado internacional. 

“Si en 2021 los productores hubiesen podido producir con nuevos eventos de biotecnología, se hubieran generado $us 2.000 millones en exportaciones, o sea $us 600 millones adicionales las generadas en la gestión pasada”, puntualizó Flores.

Comentarios