Escucha esta nota aquí

La Autoridad de Fiscalización del Juego (AJ) denunció acciones de amedrentamiento por parte de dueños de casas de juego ilegales, quienes pretenden intimidar a los servidores públicos para que dejen de realizar las acciones de intervención.

Queremos dejar en claro que ningún mensaje ni declaraciones infundadas nos harán bajar los brazos en la lucha contra la ilegalidad, nuestra misión es clara y las acciones que realizamos en operativos de intervención están totalmente amparadas en la Ley 060 y decretos reglamentarios”, dijo Jessica Saravia, directora de la AJ.

La ejecutiva, a tiempo de mostrar imágenes de cámaras de seguridad de las casas de juego en Santa Cruz, señaló que estos lugares se han munido de equipos de monitoreo para advertir la presencia de los servidores públicos, trasladar las máquinas de juego a otros lugares y de esta forma evitar la intervención y decomiso correspondiente.

Saravia señala que el juego ilegal no solo le quita ingresos al Estado, sino que, al no estar controlado, funciona de forma clandestina y sin control de tiempo ni en la cantidad de dinero apostado, generando problemáticas sociales como la ludopatía que es una adicción.

“A los dueños de estos lugares ilegales no les interesa la integridad de las personas que participan en sus salas de juego, las tienen en lugares oscuros para que no puedan identificar si es de día o noche y continúen dejando su dinero. No tienen ninguna norma de seguridad para evitar contagios por Covid-19, no les preocupa su economía y el daño que puedan estar ocasionando a su familia”, advirtió la funcionaria.

Las máquinas de juego decomisadas son destruidas luego de un proceso administrativo. Las personas que tengan conocimiento de algún hecho irregular pueden realizar denuncias en la página web www.aj.gob.bo o la aplicación AJ Móvil para que se asuman las acciones correspondientes en el marco del Sistema de Gestión de Calidad y Antisoborno con el que cuenta la AJ. 

Apuestas deportivas están prohibidas

Ante la popularización de apuestas deportivas (a través de aplicaciones y plataformas) que se registran en Santa Cruz en lo últimos años, EL DEBER le consultó a la Autoridad de Fiscalización del Juego (AJ) sobre la legalidad de esta actividad en el país.

 Saravia indicó que las apuestas deportivas están prohibidas en Bolivia y no se pueden desarrollar. En ese sentido, la AJ ha trabajado en una norma relacionada con los juegos de azar en línea, que permita a las empresas desarrollar ciertas actividades de juego en el país, salvo este tipo de apuestas por las consecuencias sociales que puede ocasionar.

“Nos hemos encontrado con muchas páginas donde la gente hace esas apuestas. Incluso algunas tratan de patrocinar a nuestros deportes. Hemos presentando denuncias al Ministerio Público que están en curso y lo que estamos haciendo es coadyuvar con las solicitudes de investigación”, señaló.

A decir de Saravia, el juego es una actividad que si no se maneja correctamente de manera responsable también se convierte en un medio de lavado de dinero.


Comentarios