Escucha esta nota aquí

Ante el irregular abastecimiento de subproductos de soya para el mercado interno, la Asociación Nacional de Avicultores de Bolivia (ANA), en representación de todos sus asociados, productores de pollo y huevo del país, manifestó su desacuerdo con la asignación de cupos. Es por ello que en reiteradas reuniones los avicultores propusieron pagar el precio de diferencia de exportación más el impuesto, pero las industrias oleaginosas inviabilizaron este mecanismo por su incumplimiento.

Las industrias oleaginosas siempre tratan de cobrar precios más elevados a los productores pecuarios nacionales por la harina de soya solvente, buscando ser subvencionados para compensar de alguna manera sus precios de exportación”, aseguran los avicultores, a tiempo de indicar que los productores pecuarios del país no deben subvencionar a las industrias oleaginosas, ni tampoco nuestra intención como sector es ser subvencionados.

ANA sostiene que las industrias oleaginosas siempre buscan pretextos para pagar menos a los productores agrícolas por el grano de soya, situación que data de mucho tiempo antes de la implementación de las bandas de precios.

En este sentido, lo manifestado por las industrias oleaginosas de que por culpa del sector pecuario nacional les pagarán menos por el grano de soya a los agricultores no tiene ningún sustento, pues "solo buscan seguir justificando sus permanentes prácticas de descuentos en la compra de granos".

Los agricultores, según ANA, no están subvencionando a los avicultores, porcicultores y lecheros. “La negociación del precio del grano de soya es entre las industrias oleaginosas y los agricultores, el Gobierno nacional es tomador de ese precio como referencia para el cálculo del precio de subproductos oleaginosos”, señala.

Por ello, la institución considera que se debe buscar un equilibrio donde ningún sector se sienta afectado en desmedro de otro y que tampoco algunos sectores de la cadena productiva se aprovechen de otros en la compra o venta de granos o subproductos.

“Reiteramos nuestro compromiso de seguir trabajando para proveer huevos y carne de pollo de primera calidad y a precios accesibles para la población. Instamos a los sectores involucrados a buscar concesos entre todos y cumplir las normativas vigentes”, dicen los avicultores.

Comentarios