Escucha esta nota aquí

Como en las épocas antiguas, el oro vuelve a ser crucial en la economía global. Varios países han comenzado a incrementar sus reservas para mejorar su situación en un escenario post pandémico complicado. Bolivia no es la excepción, la anterior semana el presidente Luis Arce Catacora anunció que su Gobierno envió un anteproyecto de ley que autoriza al Banco Central de Bolivia (BCB) comprar la producción aurífera nacional. Aseguró que esta norma fortalecerá las Reservas Internacionales Netas (RIN) que están en descenso.

La caída de las RIN no es algo nuevo. De hecho, sus niveles vienen en picada desde 2014, y se acentuaron durante el periodo de emergencia sanitaria de 2020; debido a las medidas restrictivas que se implementaron para frenar el avance del coronavirus.

“Enviamos una propuesta de anteproyecto de ley que autoriza al Banco Central de Bolivia (BCB) comprar oro de producción nacional para fortalecer las Reservas Internacionales Netas (RIN) y lo faculta a realizar operaciones en mercados internacionales”, posteó Arce desde su cuenta de Twitter.

Hasta el 16 de junio, según el Banco Central de Bolivia (BCB), las RIN llegaron a $us 4.999 millones. De esta cantidad, $us 1.947 millones se encontraban en divisas. Mientras que $us 2.567 millones en oro. Además, otros 241 millones están en Derechos Especiales de Giro (DEG).

Desde el BCB explicaron a EL DEBER que “el anteproyecto de ley tiene como fin fortalecer las reservas internacionales del BCB mediante la compra de oro de producción nacional destinada a la exportación y mejorar la posición de liquidez a través de operaciones financieras en los mercados internacionales”.

Una operación financiera es un instrumento que permite realizar intercambios de capitales financieros (patrimonio) disponibles en diferentes momentos del tiempo.

Esto permitirá, según detalla el ente regulador, “que el oro de producción nacional sea un activo que tenga un comportamiento dinámico como parte de las RIN y así el país aprovechar el contexto internacional para mejorar su posición de activos internacionales”.

Análisis

El exdirector del BCB José Gabriel Espinoza explicó que la medida que prevé implementar el Gobierno busca mitigar la fuerte pérdida de reservas líquidas que ha estado enfrentando el país desde hace varios años.

“Esto significa que el Gobierno está preocupado por la falta de activos líquidos con los que cuenta el país, a lo que hay que agregarle la demora (sin explicación) en la emisión de bonos soberanos”, dijo.

Precisó que la monetización de las reservas de oro en el exterior solo permitiría convertir reservas ya existentes por utilizables, en activos líquidos, “pero que de ninguna manera se incrementaría el monto total de las RIN”.

“El posible incremento por la compra en el mercado interno podría verse compensado por pérdida de reservas en el momento en el que los vendedores de oro al BCB conviertan sus bolivianos a dólares”, detalló.

El economista Germán Molina dijo que Bolivia no es el único país en recurrir al oro como un refugio ante la crisis que provocó el coronavirus. Explicó que potencias como China y Japón recurrieron al metal precioso.

En Latinoamérica, detalló que Venezuela comenzó a acumular oro ante la escasez de dólares.

La idea de esta operación, según el experto, es que los países puedan intercambiar el oro por divisas. Aunque primero deben tener certificación internacional.

No obstante, Molina, sostuvo que el BCB tendrá que financiar la compra del oro mediante la emisión de moneda y a precios internacionales del metal.

Para el especialista, es solo una medida paliativa que a la larga no significará un incremento de las RIN. “Se están tomando medidas aisladas, se requiere un proceso de ajuste económico”, dijo.

El mismo criterio comparte Espinoza. Para él, las RIN “pueden incrementarse a partir de una política activa de atracción de inversión extranjera, lo que significa reformas estructurales en los ámbitos tributarios y laborales, así como un cambio sustancial en la retórica del Gobierno”.

Desde el BCB indicaron que la medida que se pretende implementar permitirá “alcanzar una gestión moderna y activa de sus reservas a la par de los bancos centrales en el contexto internacional”.

“La ley del oro forma parte de las diversas medidas impulsadas por el Gobierno nacional que busca contribuir con el proceso de recuperación económica”, señaló la entidad monetaria.

Comentarios