Escucha esta nota aquí

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, mantuvo en las últimas horas, una reunión virtual con David Malpass, presidente del Banco Mundial (BM) y Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), para discutir propuestas, como las “plataformas nacionales” para mejorar y alinear sus esfuerzos en América Latina y el Caribe, contra el Covid-19.

Los líderes discutieron la creación conjunta de “plataformas nacionales”, una iniciativa propuesta por el G20 (Grupo de 20 países industrializados y emergentes), la cual maximizaría las contribuciones de los socios del desarrollo como grupo para cada país, incluyendo una mejor coordinación y esfuerzos fortalecidos para movilizar la inversión del sector privado.

Deuda en la región

Los tres líderes también abordaron el problema de la sostenibilidad de la deuda y definieron un plan para que sus instituciones atiendan el tema de manera conjunta y sirvan mejor a sus clientes en la región.

“Al ser la región más golpeada por el Covid-19 y su impacto económico, América Latina y el Caribe requieren una respuesta multilateral conjunta para priorizar acciones y maximizar recursos”, expresó Claver-Carone.

El BID

En su primer día como presidente del BID, Mauricio Claver-Carone manifestó que, para ayudar a los países a superar la pandemia y abordar los problemas económicos a largo plazo, el BID debería buscar un aumento de capital que permita que los préstamos anuales crezcan de $us 12 mil millones a casi $us 20 mil millones.

Claver-Carone adelantó que fortalecería los lazos con el BM, el FMI y otras organizaciones para crear plataformas nacionales conjuntas y coordinar esfuerzos para ayudar a la región. “Como un primer paso”, dijo, “estaré convocando a una reunión con el BM y el FMI, con el fin de formular un mecanismo para estas plataformas y asegurar un mayor impacto mediante el trabajo colectivo”. Hecho que se concretó el viernes.

Claver-Carone también destacó la creación de empleo regional y la recapitalización del BID como metas de su mandato.