Escucha esta nota aquí

Eslabones de la cadena productiva del país advierten que los bloqueos no solo ponen en peligro la asistencia de oxígeno y medicamentos para mercados del interior, sino también la provisión de alimentos básicos de la canasta familiar.

Desde la Federación de Ganaderos de Beni (Fegabeni), el tesorero Herlan Ojopi, manifestó que los bloqueos impiden la movilización diaria de 1.400 bovinos que regularmente salen de Trinidad con destino a los departamentos de Santa Cruz y, vía Yucumo, a La Paz.

El dirigente pecuario pidió a las autoridades gubernamentales recurrir a las fuerzas del orden para despejar las rutas y así acabar con la demanda, según dijo, de una minoría que afecta a todo un departamento. Los ganaderos de esa región aportan anualmente 450.000 cabezas de ganado a los mercados de Santa Cruz y de La Paz.

El balance sectorial de los productores de los valles cruceños de Santa Cruz, a decir del gerente general de la Asociación de Productores de Frutas y Hortalizas (Asohfrut), Wáter Terceros, es crítico porque la producción en tránsito en los puntos de bloqueos está pudriéndose y la que queda en los chacos y potreros correrá la misma suerte porque los agricultores decidieron que así sea. “Hay temor a saqueos y daños a sus camiones. Por eso prefieren que la producción se pudra en el campo”, sentenció.

Desde el sector avícola de Santa Cruz, su máximo dirigente Ricardo Alandia, afirmó que los bloqueos impactan en el requerimiento diario de insumos para las granjas como maíz, sorgo y harina de soya, además, limitan el repoblamiento de granjas con pollitos BB. “En un corto plazo afectará directamente en la oferta de carne de pollo”, advirtió.

La cadena productiva avícola requiere un movimiento diario de más de 500 camiones con insumos y productos terminados a escala nacional. Uno de los efectos inmediatos, de acuerdo con Alandia, es la escasez de pollo y huevo en los mercados del interior debido a que Santa Cruz provee el 60% de estos productos.

El balance de los sectores productivos de Cochabamba también es negativo. Conforme con el gerente general de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Rolando Morales, los bloqueos no solo profundizan la crisis económica de los agricultores y ponen en riesgo miles de empleos, también sentencian a muerte a los productores que desarrollan actividades en el Trópico y cuya oferta, en su mayoría, es destinada a mercados de exportación.

Los bananeros y palmiteros están al borde de perder contratos con clientes argentinos, mientras los cultivadores de cítricos perdieron un 50% de su producción por el corte de vías, los lecheros están transformando más de 160.000 litros de leche en quesillo y que la falta de logística de transporte también paralizó la cosecha de miel. 

En el caso de los cultivadores de flores, Morales dijo que ese sector se declaró en desastre y calamidad al perder su capital operativo.