Escucha esta nota aquí

Las billeteras hablan. Los 12 días de bloqueos liderados por organizaciones sociales y sindicales que responden al Movimiento al Socialismo (MAS) dejaron un saldo de pérdidas que supera los $us 100 millones al aparato productivo que desarrolla sus actividades en Santa Cruz.

El balance corresponde al primer vicepresidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Óscar Mario Justiniano, que aseguró que todos los sectores fueron afectados, pero quienes sintieron con mayor rigor los efectos fueron los productores de pollo, de cerdo y de ganado bovino de carne y de leche que diariamente despachan su producción a mercados del occidente del país.

En ese contexto, el dirigente agropecuario anunció que en el transcurso de la próxima semana la CAO presentará una querella penal en contra de los autores materiales e incitadores de los bloqueos que atentaron y profundizaron la economía sectorial, ya castigada por la pandemia del coronavirus. Los acusarán por atentar contra la salud, la economía, pero, sobre todo, por el delito de lesa humidad.

Justiniano lamentó que este tipo de medidas también afecte a familias más vulnerables del occidente del país que tuvieron que pagar tres veces por un kilo de pollo, huevo y otros alimentos, principalmente que son provistos por Santa Cruz.

Cabe recordar que, en pleno bloqueo, la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) alertó perjuicios en la logística de transporte de los granos que corresponden a la cosecha del ciclo de invierno a los centros de acopio. Advirtió del riesgo de cosecha de aproximadamente 800.000 hectáreas que corresponden a los cultivos de trigo, maíz, girasol y sorgo.

Otro sector productivo -cañero- también advirtió de riesgos en la cosecha de caña en Warnes, Montero, Minero y Aguaí, zonas de influencia de los ingenios azucareros La Bélgica, Guabirá, Unagro y Aguaí. El sector industrial de este sector reportó perjuicios en la exportación de azúcar de la cuota americana.