Escucha esta nota aquí

El Gobierno transitorio busca sentar las bases del negocio del litio. Con una inversión estimada en $us 424 millones, el jueves presentaron el proyecto, que contempla la instalación de un complejo para la producción anual de 25.000 toneladas anuales de carbonato de litio de grado batería.

José Luis Toco, viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, dijo que la propuesta contempla la instalación de un complejo industrial en el salar de Coipasa (Oruro) para la producción anual de 25.000 toneladas de carbonato de litio de grado batería.

Explicó que luego de socializar la propuesta surgida en mesas de diálogo fue culminada la primera fase. La segunda fase es un estudio técnico de preinversión de la que se deberá encargar el nuevo Gobierno, lo mismo que la búsqueda de financiamiento.

El planteamiento es nuevo, porque según Toco, revisaron los documentos y archivos de YLB y del viceministerio a su cargo y no se encontró una carpeta del proyecto de industrialización para Oruro, pese a que esa demanda generó varias protestas sociales en 2019.

“Es por ello que el ministro de Energías, Rodrigo Guzmán, trabajó para impulsar este proyecto, que sabemos que en el corto, mediano y largo plazo impulsará la reactivación económica”, señaló.

A su vez Marco Antonio Condoretty, gerente de YLB, dijo que en función a la información que recabaron hicieron una propuesta para industrializar los recursos naturales y un informe de condiciones previas que contempla la justificación técnica de la planta. El ejecutivo destacó que se cumplieron los procedimientos para llevar adelante la iniciativa.

En criterio del ingeniero metalúrgico Jaime Aliaga el próximo gobierno debe ajustar tan errática gobernanza del litio y optimizar la estrategia de su industrialización bajo una verdadera política de Estado con aplicación racional de las normas incluidas la Ley 466 (Empresas públicas) y Ley 516 (Promoción de inversiones). Deberá lograr acuerdos transparentes y beneficiosos para el país, metas alcanzables y con regalías justas para Potosí y Oruro.

Socios internacionales

Consciente de las limitaciones de poner en pie una industria propia, YLB ha firmado acuerdos con “socios estratégicos” que “traigan su tecnología y “garanticen el mercado”, como la alemana ACI Systems para producir hidróxido de litio y fabricar materiales catódicos y baterías de ion litio destinadas al mercado europeo. Y con la china Xinjiang Tbea Group-Baocheng, que a diferencia de la alemana explotará los salares de Coipasa y Pastos Grandes (Potosí) y procesará la materia prima en Asia.