Escucha esta nota aquí

Tras seis días de paro nacional de los aduaneros de Chile, el Gobierno anunció que denunciará ante la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y la Organización de Estados Americanos (OEA) los supuestos atropellos que sufre el comercio exterior boliviano y los transportistas de carga internacional.
El viceministro de Transportes, Galo Bonifaz explicó que se enviaron notas oficiales a la Cancillería boliviana para pedir que se convoque a los países firmantes del Acuerdo de Transporte Internacional Terrestre (ATIT) para denunciar de manera pública el incumplimiento de Chile a ese convenio, firmado en 1990 al amparo de la Aladi

“Estamos mandando las notas oficiales a nuestra Cancillería para que se convoque a los países miembros que conformamos el Tratado de 1990, sobre el tema del transporte, relacionado a la ATIT. Chile está infringiendo, está incumpliendo este acuerdo sobre la libre transitabilidad que tienen que tener los países miembros de este Tratado", mencionó.

De igual forma dijo que enviarán mediante Cancillería, una segunda nota al secretario general de la OEA, Luis Almagro, para denunciar la vulneración de los derechos humanos que sufren los transportistas bolivianos que quedaron parados en frontera desde la pasada semana debido al paro chileno, y que en los últimos días se vieron imposibilitados de alimentarse por restricciones en el vecino país.
Reportó que en su momento existían unos 1.800 camiones de carga internacional detenidos en la frontera con Chile.

El ‘vice’ mira Puerto Busch
Mientras las pérdidas son cuantiosas, ayer el Vicepresidente Álvaro García Linera durante la inauguración del 33 Congreso Latinoamericano de Comercio Exterior (Clace) en Santa Cruz, instó a los productores y a las autoridades a diversificar el uso de los puertos por el Atlántico y el Pacífico para las exportaciones e importaciones y no depender de Chile, ante el incumplimiento de ese país al Tratado de Paz y Amistad de 1904.

García Linera propone un trabajo conjunto entre el sector privado y estatal para concretar los proyectos que ayuden a consolidar nuevas alternativas portuarias en favor del país.
Reiteró que con el paro de trabajadores de la Aduana de Chile, se evidencia que pretende debilitar y afectar económicamente a Bolivia, porque es el único país afectado y no así otros de la región que utilizan sus puertos.
Bolivia pierde por día, solo en carga, más de $us 8 millones y los transportistas varados entre $us 200 a 300.

Venta de estaño paralizada
El ministro de Minería, César Navarro, reportó una pérdida de al menos $us 6,5 millones en la exportación de estaño, debido al paro aduanero en Chile, que también afecta la venta externa de otros minerales bolivianos, como complejos de plomo, zinc, plata y oro.
Agregó que las pérdidas afectan directamente a la Empresa Metalúrgica de Vinto y también a las proveedoras de concentrados, Huanuni y Colquiri.
“Desde el jueves tenemos paralizadas 300 toneladas de estaño metálico y una pérdida de 6,5 millones de dólares y esto afecta de manera directa a la Empresa Metalúrgica de Vinto y de manera indirecta a la Empresa Minera Huanuni, porque provee el 60% de estaño, Colquiri 30% y también a las cooperativas del norte de Potosí", informó.

Puerto de Ilo
Bolivia y Perú tienen listo un convenio marco que establece las condiciones generales para promover que los exportadores bolivianos usen el puerto peruano de Ilo y podría estar firmado "en tres días como máximo", según la agencia  EFE.
   El gerente de la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B), David Sánchez, dijo que “el convenio está listo y ha sido revisado" por su institución y la Empresa Nacional de Puertos (Enapu) de Perú, por lo que ahora solo queda que lo aprueben las Cancillerías respectivas.

Puertos peruanos e impacto
El secretario general del transporte pesado internacional de Bolivia, Pedro Quispe, señaló que no es posible utilizar los puertos peruanos para importar o exportar carga boliviana debido a que son pequeños para la cantidad que se comercia. “Los puertos peruanos son muy pequeños, son chicos en comparación de Iquique y Arica, entonces va a ser muy difícil", manifestó Quispe.
Además, aclaró que no depende del transportista ni del Estado por qué puerto ingresa la mercancía, sino que esa decisión está en manos de los importadores y exportadores.

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado de El Alto, Gustavo Rivadeneira, coincidió y dijo que en este momento no es posible hacer el traspaso de carga boliviana a Ilo, debido a que eso requiere todo un proceso de implementación de navieras y más días de perjuicio para el sector.

El presidente de la Asociación Latinoamericana de Logística (Alalog), Juan Carlos Rodríguez, reveló a EL DEBER que la carga boliviana de exportación y su cadena logística son totalmente vulnerables a los acontecimientos domésticos que se suscitan en Chile. Argumenta que para las exportaciones bolivianas los puertos chilenos situados en el Pacífico se constituye en la principal vía de salida para sus productos hacia los mercados de ultramar. 

Alrededor de 2,2 millones de toneladas de carga boliviana al año transitan por territorio chileno, de las cuales 1,2 millones se mueven por carretera a través de 50.000 camiones, y el restante por ferrovía. En orden de importancia para la carga de exportación el puerto de Arica mueve el 50%, luego el puerto de Antofagasta un 42%, Iquique el 5%, y el resto el 3%, respectivamente. En términos de valores FOB exportados significan $us 3.000 millones/año, proporcionalmente el 9% del PIB boliviano. 
Los principales productos bolivianos que transitan por puertos chilenos provienen del sector agroindustrial, minería, agrícola, castaña, madera, entre otros productos no tradicionales. 

Comentarios