Escucha esta nota aquí

A la hora de los negocios el libreto sigue siendo el mismo en el sector de los hidrocarburos. Ayer, en medio de pompa, similar a la que usaba el anterior Gobierno, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Petrobras firmaron la octava adenda al contrato de venta de gas a Brasil. 

El acuerdo establece una reducción en los volúmenes máximos y mínimos establecidos en el acuerdo inicial de hasta un 41,8%. 

Sin embargo, pese a la reducción, según la estatal el país recibirá entre $us 4.000 y $us 6.000 millones durante los seis años que durará el convenio. En este evento, que fue catalogado como “una fiesta”, la presidenta Jeanine Áñez, anunció el hallazgo de gas y petróleo en dos prospectos exploratorios en Chuquisaca y Santa Cruz, heredados de la anterior administración.

Cabe recordar que el contrato de exportación de gas natural a Brasil culminó de forma oficial en diciembre de 2019. 

Sin embargo, una vez que asumió el Gobierno de transición tanto Petrobas como YPFB firmaron una prórroga de 90 días, mientras negociaban un acuerdo final, que se firmó ayer.

Lo más tranquilizador, según YPFB, es que el documento no modifica el precio del producto que seguirá indexado al del barril del petróleo de Texas (WTI), pese a los vaivenes que registra su cotización en el mercado global.

Así, Yacimientos descartó usar como referencia el costo del Gas Natural Licuado (GNL) porque su fluctuación es más inestable en el mercado global.

Detalles del acuerdo

La adenda establece que YPFB debe entregar como mínimo14 millones de metros cúbicos de gas por día (MMm3/d) y máximo de 20 MMm3/d; es decir, un 41,8% y 33,5% menos a lo establecido en el contrato original que fijaba envío de entre 30,08 MMm3/d y 24,06 MMm3/d.

“Logramos unificar los criterios para llegar a un resultado positivo. Consolidamos nuevos volúmenes que favorecen a ambas empresas”, aseguró Soliz.

El nuevo acuerdo se podrá extender por seis años.

En este tiempo Bolivia podrá recibir recursos para su erario nacional y pagará una deuda que tiene con el Estado brasileño por gas que fue pagado y no entregado durante el anterior Gobierno.

La fórmula acordada establece que cuando el requerimiento del país vecino supere los 14 MMmcd, ese volumen excedentario, que llegará los 20 MMmcd, cubrirá la deuda que tiene el país.

“Estos saldos de energía se vienen pagando, hasta ahora se ha devuelto más del 25% de esa energía no pagada. Con la adenda se continuará pagando”, dijo.

En esa línea, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, dijo que la adenda permitió retomar la relación con Petrobras, que, según él, estaba rota.

Adelantó que se realizan acercamientos con Argentina para tratar de renegociar el contrato con ese país que vence en 2026.

Por su parte, la presidenta Jeanine Áñez, calificó a la firma del acuerdo como “uno de los hechos importantes” para el país.

Además, anunció que el convenio comercial entre ambos países entrará en vigencia de forma inmediata. “A partir del 11 del presente año y se prolonga hasta la entrega de la energía pagada no retirada por Petrobras”, indicó.

Hallazgo

Justamente fue la mandataria que en el marco de evento anunció el hallazgo de dos reservorios de hidrocarburos, uno de gas natural y otro de petróleo, ubicados en Chuquisaca y Santa Cruz.

“Nuestra empresa YPFB ha hecho dos hallazgos muy importantes para nuestro país”, afirmó.

La jefa de Estado aseguró que toda la información técnica sobre estos proyectos es muy esperanzadora. Empero dijo que todavía se están efectuando los trabajos técnicos para verificar las dimensiones de los hallazgos.

Uno de los proyectos que mencionó Áñez es el pozo Yarará X-1, ubicado en el municipio de Yapacaní, en donde la estatal perforó a 4.000 metros de profundidad.

“Ya se realizaron las pruebas de producción, las que nos indican que pueden llegar a 400 barriles por día (BPD)”, sostuvo Soliz.

Los trabajos de perforación de este pozo se iniciaron en septiembre de 2019, durante la gestión del expresidente, Evo Morales.

El pozo está en la zona tradicional Boomerang donde se hallan produciendo los campos de Yapacaní, Sirari, Boquerón, entre otros.

Sobre el nuevo descubrimiento de gas, Soliz dijo que se trata del pozo Sipotindi X-1, que ya superó los 5.300 metros de profundidad y se pretende llegar a los 5.900 metros. Aseguró que la perforación se hizo en un área donde nunca antes se había buscado gas.

Pero el yacimiento está en el municipio de Machareti, provincia Luis Calvo, zona tradicional de hidrocarburos, en concreto en el bloque Aguaragüe Norte, en donde ya se han realizado varias perforaciones en busca de gas, explicó el experto en hidrocarburos, Fernando Rodríguez.

“El área puede ser nueva, pero la zona ya fue explorada y tiene a su alrededor otros pozos”, dijo.

Incluso el expresidente, Evo Morales, participó en los actos de inauguración de los trabajos de perforación del área.

En ese entonces, el presidente de YPFB, Óscar Barriga, informó que la inversión llegó a los $us 60 millones. El proyecto es el primero que financia Yacimientos al 100%.

Ese año la estatal preveía ejecutar una inversión de $us 210 millones si se encontraban volúmenes comerciales de gas natural.

Sin embargo, Soliz, dijo que primero se realizarán pruebas, para poder determinar el caudal gasífero de ese proyecto.

“No hemos llegado a la profundidad objetivo, pero hemos detectado gas natural. Estamos en la formación Huamampampa, la misma formación geológica que es productora de hidrocarburos de los campos Incahuasi, San Alberto, San Antonio y Margarita. Ambos pozos han sido perforados en campos nuevos”, dijo el ejecutivo de la estatal petrolera.

Preocupación por reservas

Los analistas consultados por EL DEBER, señalaron que la adenda da un respiro al país que podrá concentrarse en la búsqueda de mayores reservas de gas.

Durante los 14 años, expertos y regiones productoras observaron la falta de inversión en la exploración de nuevos yacimientos.

Actualmente, las reservas de gas natural rondan los 8,95 Trillones de Pies Cúbicos (TCF). La cifra es menor a la que manejaba el anterior Gobierno que asegura ba contar con 10,27 TCF.

Para poder revertir las bajas reservas; YPFB aseguró que en 2020 invertirán hasta el 40% de su presupuesto en la búsqueda de nuevos yacimientos.

“Es el presupuesto más alto que se asignó”, dijo Soliz.

En esa línea Zamora, señaló que en el Gobierno existe preocupación por el nivel de reservas; sin embargo, aseguró que no permitirán que el negocio de este hidrocarburo “se caiga por malas decisiones” del anterior Gobierno.

“Nos preocupan las reservas de gas, base fundamental del negocio. Se necesita una relación honesta con los inversionistas”, dijo.

En este contexto, anticipó que se debe de modificar algunas normas para atraer inversión, pero sin que YPFB deje de ser un actor protagónico de este negocio.

En este contexto, el exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, lamentó que haya bajado el volumen, pero ponderó que hayan sincerado las cifras.

En ese sentido calificó de positivo el acuerdo porque permitirá al país tener recursos y cumplir con los acuerdos. “Es un contrato realista. Se heredó un sector con reservas en declinación”, dijo.

Agregó que es prudente mantener la fórmula del precio de gas, pero alertó que en el futuro el costo deberá ser modificado en nuevos contratos. Sobre los prospectos dijo que son proyectos que se venían desarrollando desde la anterior gestión de Gobierno.

El especialista, Hugo del Granado, calificó de positivo el acuerdo debido a que el anterior Gobierno había dejado en el limbo una nueva adenda al contrato.

“Los resultados son satisfactorios y dan aire para poder solucionar los problemas que tiene el sector”, afirmó Del Granado.

Comentarios