Escucha esta nota aquí

La balanza comercial en el sector de alimentos se mantiene favorable para Bolivia. Hasta septiembre de este año, según el último reporte de Comercio Exterior, realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) el país registró un superávit de $us 63 millones.

Los números positivos se explican por un incremento de los saldos positivos registrados en los últimos siete meses de este año. Por ejemplo, la exportación de los alimentos Hecho in Bolivia, hasta septiembre de este año, llegaron a $us 557,8 millones.

Dentro de este segmento destacan el incremento de las exportaciones de quinua en 3,5%, bananas en 0,1% y la chía en 23%. Y así también la comercialización de carne, que registró un repunte de 218,9%.

De acuerdo a la entidad estatal, la exportación de alimentos representa un 11,7% del total de las ventas externas que realiza el país. 

Si bien la cifra es inferior a la registrada en el mismo periodo del año pasado, se vio compensada por el leve incremento de las importaciones de alimentos y bebidas que llegaron $us 494,2 millones, explicado por el crecimiento dinámico que vienen registrando las importaciones de trigo y harina de trigo, según el INE.

Dentro de esta categoría, la importación de alimentos y bebidas, procesados llegaron a $us 473,4 millones.

De 2014 a 2019 la importación de productos alimenticios y bebidas cayó en un 10,29%.

Productores piden mayor control

Días atrás la Asociación de Horticultores y Fruticultores de Santa Cruz (Asohfrut) denunció la internación descontrolada de productos extranjeros como la papa peruana al territorio nacional.

Iver Miranda, presidente de la Asohfrut, dijo que más de 1000 productores de los valles se ven afectados por la internación de este producto sin ningún tipo de control en el país.

Luego de una reunión con autoridades sanitarias y la Aduana, éstas se comprometieron a mejorar la fiscalización en fronteras para evitar la internación de este producto.

Crece contrabando hormiga

A pesar de la pandemia se sigue incrementando la internación de bebidas alcohólicas y productos alimenticios provenientes de Argentina al mercado interno de Bermejo y Yacuiba, debido a la devaluación del peso argentino.

De acuerdo al reporte del corresponsal de EL DEBER en Tarija, David Maygua,  antes de la cuarentena esta moneda se cotizaba entre Bs 9 y 10 por 100 pesos argentinos y ahora la divisa se puede comprar a Bs 5 por 100 pesos.

Esto hizo que durante los últimos días crezca la oferta de productor argentinos, a menor costo a los de producción nacional.

En Yacuiba, si bien el puente que conecta Bolivia  con este vecino país se mantiene cerrado, el contrabando se realizada por diferentes parajes a lo largo de la frontera de ambas naciones.