Escucha esta nota aquí

Bolivia negocia con Brasil estabilizar los volúmenes de venta de gas natural, informó este martes el ministro boliviano de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, sobre un tema que en el pasado causó problemas bilaterales.

Zamora dijo que junto a un equipo de la estatal petrolera boliviana YPFB visitó Brasil para conversar son sus pares brasileños y acordar negociar en un plazo de 70 días una adenda a los contratos bilaterales de compra-venta de gas natural.

"Ahora tenemos capacidad limitada (de producción) dentro del contrato para poder establecer las nominaciones. Que Brasil nos pida lo que realmente tenemos y nos han aceptado", afirmó en una rueda de prensa.

Un principio es que en el tiempo que se negocie una nueva adenda, Brasil demandará un promedio estable de 20 millones de metros cúbicos diarios (mmcd) de gas natural, luego de que en el último tiempo los volúmenes variaban mucho de un día para otro.

Según Zamora, Brasil "nos podía nominar 14 (mmcd) en la mañana y en la tarde 30 (mmcd) y era humanamente imposible de cumplir" y "poníamos en riesgo hasta la producción de pozos". 

Según Zamora, "ahora vamos a tener una brecha más corta y eso es un gran logro y no pone en riesgo ni la producción". 

En los últimos meses del gobierno del expresidente Evo Morales, Bolivia y Brasil tuvieron diferencias justamente por los volúmenes del energético que demanda el país vecino. 

Bolivia reconoció que pasaba por problemas en la producción, como la declinación de la producción de tradicionales campos de gas, como el de San Alberto (sureste del país) que causó incumplimiento de contrato.

Brasil incluso aplicó a Bolivia multas económicas que medios locales cifraron en 133 millones de dólares, en marzo de este año.

Bolivia y Brasil firmaron hace 30 años un contrato de compra-venta de gas, que concluye este año, pero ambos países acordaron durante 2019 seguir el acuerdo por dos a tres años más.

La estatal petrolera YPFB reconoció a fines de noviembre pasado que sus reservas de gas cayeron en un periodo de los últimos tres meses de 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) a 8,95 y abrió una investigación para ver qué pasó.