Escucha esta nota aquí

Surgen problemas en la exportación de gas que realiza Bolivia a Brasil. Desde el vecino país informaron que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) cortó hasta en un 30% del volumen que envía a Petrobras. 

El medio brasileño Jovem Pan News asegura que el producto fue desviado a Argentina, que demanda grandes cantidades por estar en época de invierno.

Según el reporte de este medio, la medida fue sorpresiva por lo que Petrobras está buscando compensar el volumen faltante con la importación de Gas Natural Licuado (GNL), que tiene un precio mucho mayor al gas que importa Brasil desde Bolivia.

El volumen reducido es de 7 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd).

El especialista Roberto Motta, que fue consultado por Jovem Pan News, calificó la medida boliviana como una estrategia de ajedrez porque dejó en jaque al vecino país. Es más, aseguró que el gas faltante en Brasil fue enviado a Argentina, que está entrando en época de invierno y demanda mucho gas para calefacción.

Detalló que, pese a que existe una gran cantidad de gas en El Presal, Brasil no cuenta con la infraestructura para distribuir ese producto que termina siendo reinyectado.

Para el experto, lo que necesita el estado brasileño es invertir para consolidar una infraestructura que permita favorecerse de esta riqueza.

Motta observó que el gas sea cortado y reenviado a Argentina, un país que tiene muchos problemas económicos, con una inflación que sobrepasa el 50% en 12 meses y que, según él, tendría problemas para pagar este gas.

Según un reporte de la agencia Epbr de Brasil, actualmente Bolivia cuenta “con una capacidad de suministro insuficiente para atender tanto la demanda argentina como la brasileña”.

En este contexto, el medio sostiene que “los bolivianos optaron por reducir los volúmenes entregados a Petrobras, en busca de mejores precios”.

Además, sostiene que “el gobierno boliviano quiere renegociar los términos del contrato con Brasil, lo que trae nuevas incertidumbres al mercado brasileño sobre las condiciones de importación”.

En febrero Bolivia oficializó un acuerdo en el que se comprometía enviar hasta 7,5 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas natural por los próximos dos meses, justamente el volumen que cortó a Brasil.

Comentarios