Escucha esta nota aquí

Bolivia y Brasil extendieron por seis años más los vínculos comerciales para la venta y compra de gas. La firma de la nueva adenda se realizó este viernes en un acto que se desarrolló en la capital cruceña.

Se prevé que por la firma de este nuevo acuerdo el Estado reciba ingresos de entre 4.000 a 6.000 millones de dólares, informó el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

Estos nuevos números dejarán al país en una posición de estabilidad pues se garantiza recursos para que los bolivianos estén, "cubriendo las necesidades y demandas económicas del Estado", apuntó la autoridad.

Zamora también expuso que existe una preocupación por las reservas de gas pero que no permitirán que el negocio de este hidrocarburo "se caiga por malas decisiones" asumidas por el anterior Gobierno.

"Nos preocupan las reservas de gas, base fundamental del negocio. Se necesita una relación honesta con los inversionistas", dijo el ministro.

Dentro de la adenda se establece que cuando la nominación de gas sea mayor a los 14 millones de metros cúbicos día (MMmcd), ese volumen excedentario, hasta los 20 MMmcd, cubrirá la deuda que tiene Bolivia con Brasil, por la energía pagada y no retirada en años anteriores, explicó Herland Soliz, presidente de YPFB.

Comentarios