Escucha esta nota aquí

El ‘Bono contra el hambre’ se pagará 20 días después del desembolso de los recursos para su financiamiento, según señala el Decreto Supremo 4345, que reglamenta el beneficio y que fue aprobado por el gabinete de ministros.

La disposición explica que los Bs 1.000 se pagarán por única vez a mujeres que reciben el bono Juan Azurduy, personas con discapacidad visual, personas con discapacidad moderada, grave o muy grave y a todos los beneficiarios del pago universal que se realizó por la pandemia del Covid-19.

También se exceptúa a servidores públicos, trabajadores del sector público y privado, para lo cual se verificarán los aportes realizados a las administradoras de pensiones en los últimos 60 días.

Respecto al financiamiento, el decreto indica que los recursos provendrán de un crédito externo, “cuyo objetivo haya sido definido en los contratos específicamente para ese propósito”, mientras que el pago se realizará “una vez se confirme el desembolso de la totalidad de fondos en la cuenta del organismo ejecutor del financiamiento”.

El lunes el Gobierno presentó un recurso de inconstitucionalidad a la ley del pago del bono contra el hambre ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que fijaba tres días desde su publicación (el sábado) para que se realicen las acciones necesarias para garantizar el pago.

El Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunciaron al Gobierno, por separado, que los recursos facilitados al Estado boliviano no pueden utilizarse para otros fines que no estén consignados en los contratos de préstamo, por lo que el Gobierno solicitó al Legislativo aprobar el resto de los créditos extranjeros.