Escucha esta nota aquí

Con el objetivo de fortalecer el mercado interno y especialmente la industria boliviana, la Cámara Departamental de la Pequeña Industria y Artesanía de Santa Cruz (Cadepia), va a pedir al Gobierno que realice una campaña de concientización entre la población para que ésta gaste, parte del Bono Contra el Hambre, en la compra de productos fabricados en Bolivia.

Mario Iván Paredes, secretario general de Cadepia, sostuvo que es importante que desde el Ejecutivo se realicen distintas campañas con el objetivo de que la ciudadanía evite comprar productos extranjeros que entran de manera legal y de contrabando al país.

Paredes remarcó que para cumplir con las metas de las leyes 1345 y 1346, que viabilizan el financiamiento del Bono Contra el Hambre, de reconstruir la demanda interna se la debe normar para que estimule lo hecho en Bolivia y fortalecer el mercado interno.

 “Estos recursos que beneficiarán a más de cuatro millones de personas en el territorio nacional no deben acabar en la adquisición de productos provenientes del contrabando o de actividades ilegales”, indicó Paredes.

Desde Cadepia consideran complicado realizar un control del destino de los Bs 1.000, que desde diciembre recibirán las personas no asalariadas; por ello, considera que solo queda hacer campañas de concientización para que los consumidores opten por lo nacional. 

Paredes considera que otra opción es que las pequeñas, medianas y grandes empresas realicen distintas publicidades y ofrezcan ofertas y descuentos de sus productos y servicios para así captar el interés de potenciales clientes.

“Tenemos productos textiles, alimentos, muebles, calzados y artículos trabajados en metal. Todos de excelente calidad. Así que invitamos a la población a ser solidarios y comprar lo que su país produce y no lo que llega del exterior”, sostuvo Paredes.

Otra alternativa que Cadepia considera importante para impulsar el mercado interno, es que las nuevas autoridades estimulen a las pymes y mypes creando mercados desde las compras estatales, y que éstas ya no beneficien a una sola empresa grande, sino que se ayude a una cantidad grande de pequeños y medianos emprendedores.