Expertos y empresarios advirtieron sobre los efectos negativos que causará la modificación al ICE. El compromiso del Gobierno de que la medida no afectará a la producción nacional no fue suficiente para atenuar las preocupaciones

27 de septiembre de 2022, 17:15 PM
27 de septiembre de 2022, 17:15 PM

La Ley 1462 de Modificaciones al Presupuesto General del Estado (PGE), en su disposición que establece un nuevo rango de alícuotas para las bebidas alcohólicas y no alcohólicas que se comercializan en el mercado nacional, es “excesiva, ambigua, discrecional e incentiva al contrabando”, coincidieron especialistas y empresarios del sector productor y comercializador.

Estas conclusiones se alcanzaron en el conversatorio “Ley del incremento al ICE de bebidas: Análisis de cara a la preservación de la industria nacional y el comercio formal”, organizado hoy martes por la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), la cual considera que la norma ejerce mayor presión tributaria sobre las empresas formales.

La ley de presupuesto reformulado crea rangos para las alícuotas específicas del Impuesto al Consumo Específico (ICE) que alcanzan a bebidas no alcohólicas en envases herméticamente cerrados (excepto aguas naturales y jugos de fruta)y a las de chicha de maíz, alcoholes, cervezas con 0,5% o más de grados volumétricos, vinos, singanis, bebidas fermentadas y vinos espumosos, licores y cremas en general, ron, vodka, otros aguardientes y whisky.

Con la nueva medida, por ejemplo, el Ejecutivo podrá –cuando lo vea conveniente– aumentar la alícuota que paga una bebida no alcohólica de los Bs 0,30 por litro vigentes hoy hasta Bs 2 por litro. Lo mismo puede suceder con el whisky, que hoy paga Bs 9,84 por litro y que podrá pagar hasta Bs 30 por litro.

La norma, además de establecer un rango de alícuota específica, crea una alícuota porcentual de hasta 25% para este tipo de productos. Las dos se aplicarán de manera conjunta.

Las empresas necesitan incentivos y menos presión tributaria. Sin embargo, con este tipo de medidas lo único que vemos es que se disminuyan las importaciones oficiales y los pequeños importadores formales migren al sector informal”, expresó Fernando Hurtado, presidente de la Cainco.

En el conversatorio también participaron el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Jean Pierre Antelo; el director Ejecutivo para América Latina y el Caribe de International Council of Beverages Associations, Santiago López; el investigador científico y especialista en salud pública de Ecuador, Esteban Ortiz; el director de Asuntos Corporativos y Legales de la Cervecería Boliviana Nacional, Ibo Blazicevic; y el secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Trabajadores Fabriles de Santa Cruz, Juan Carlos Torrico.