Escucha esta nota aquí

El proyecto de ley del impuesto a las grandes fortunas, que ya fue aprobado en Diputados y está siendo analizado en Senadores, genera malestar e incertidumbre entre el empresariado del país que considera que dicha norma va a desincentivar a la inversión privada nacional y extranjera.

El presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), Fernando Hurtado, en el programa radial ¡Qué semana! de EL DEBER, sostuvo que dicha ley no es la que el país necesita y que va en contra de lo que viene diciendo la administración de Luis Arce, presidente del país, que señala que para reactivar la economía se necesita de inversiones.

Hurtado remarcó que si realmente se busca aumentar los ingresos a partir de los impuestos, el Gobierno debe trabajar para ampliar la base tributaria, pues de acuerdo con sus cálculos; un 70% de las personas que realiza alguna actividad productiva está en la informalidad, un aspecto que daña la economía del país.

En cuanto al impacto del impuesto a las grandes fortunas, que según el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, afectará a unas 150 personas que tienen fortunas que superan los Bs 30 millones (unos $us 4,3 millones), Hurtado considero que es bajo si se opta por incluir en el RC-IVA a las personas que tengan hasta dos salarios mínimos y no cuatro como es actualmente.

En este sentido el empresario puntualizó que las recaudaciones por esta modificación serían de Bs 6.000 millones al año, muy por arriba de los Bs 100 millones que se piensa recaudar con el impuesto que actualmente está siendo abordado en Senadores.

Algunas imprecisiones

Hurtado señaló que el cobro del nuevo impuesto por dos años aminora el impacto, pero aclaró que existen varios puntos que la futura ley debe precisar y que no pueden quedar para su posterior reglamentación en un decreto.

1. Aclarar bien entre el impuesto catastral o comercial del patrimonio que se tenga.

2. Determinar que si el que busque invertir en el país sumas superiores a los Bs 30 millones deberá pagar dicho impuesto.

Cabe recordar que el actual proyecto de ley de gravamen a las grandes fortunas establece porcentajes graduales de cobro.

1. El 1,4% para personas con riquezas entre los Bs 30 y 40 millones.

2. El 1,9% para los que tengan fortunas que oscilen entre los Bs 40 millones y 50 millones.

3. El 2,4% para fortunas mayores a los Bs 50 millones.

La norma señala que el impuesto deberán pagarlo las personas naturales, nacionales o extranjeras residentes en Bolivia, con bienes localizados tanto en territorio nacional como en el exterior. También incluye a quienes, aun no teniendo residencia en el país, sí tienen su fortuna en la nación.

De acuerdo con el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, este impuesto alcanzará solo a 150 personas (0,001% de la población del país), generando una recaudación anual de Bs 105 millones.

Comentarios