Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Desarrollo Rural y la Confederación Agropecuaria del Oriente (CAO) firmaron un convenio en el que los productores privados de forma voluntaria entregarán $us 10 por hectárea a sanear al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA). El propósito de acelerar y concluir el proceso de saneamiento.

Para el sector campesino este tipo de acuerdo puede provocar que el INRA no trabaje de forma imparcial y que por la entrega de recursos se parcialice con los empresarios del agro cruceño.

En la actualidad restan por sanear unos 16 millones de hectáreas (un 20% del total saneado) por lo que, a criterio de Óscar Mario Justiniano, vicepresidente de la CAO, terminar este proceso y lograr la titulación es fundamental para el sector agroproductivo porque garantiza y reconoce el derecho propietario de la tierra.

Con este convenio, según Justiniano, se pretende que todas las personas que tienen pendientes sus trámites de saneamiento y titulación en el INRA puedan acelerar dichos trámites, de manera que tengan la seguridad jurídica de sus tierras.

“Este convenio que firmamos va a permitir que se estructure la logística requerida, pero fundamentalmente podamos tener un INRA transparente y que trabaje para los productores. Nos da la garantía jurídica a nuestro patrimonio que son nuestras tierras productivas”, remarcó Justiniano.

A su vez, Eliane Capobianco, ministra de Desarrollo Rural y Tierras, explicó que la firma de este tipo de convenios es fundamental para que el proceso de saneamiento en el país continúe. Detalló que cuando fue directora departamental del INRA encontró una institución desordenada, sin recursos, ni personal suficiente para concluir el 20% de tierras por sanear en el departamento.

Capobianco detalló que el aporte voluntario de los propietarios será de $us 10 por hectárea, lo que a su criterio permitirá avanzar en el proceso de saneamiento y la titulación de predios.

La autoridad precisó que el mismo tendrá un año de duración y que se busca que tenga un alcance nacional por lo que la ministra subrayó que se mantendrán reuniones con los sectores productivos de los demás departamentos para lograr acuerdos similares a los firmados con la CAO.

Respetar las normas vigentes

Enterado del acuerdo, Jacinto Herrera, secretario ejecutivo nacional de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), dijo estar preocupado por el rumbo que pueda tomar el convenio, debido a que la entrega de recursos de los productores privados de Santa Cruz al INRA puede condicionar el trabajo de la institución que debe tener una labor técnica y no política.

“Esperemos que respeten las tierras consolidadas para los pequeños y medianos productores y que no vuelven los acuerdos empresariales que tanto daño le hicieron al país”, precisó Herrera.

Sobre estos temores, Capobianco sostuvo que el acuerdo es legal y solo está destinado a agilizar el proceso de saneamiento y titulación y no a revisar tierras ya entregadas a los pequeños y medianos productores individuales y colectivos.