Escucha esta nota aquí

En el marco del Día internacional del Trabajador, los candidatos en carrera electoral para los comicios presidenciales de octubre enfocan sus propuestas en mejorar las condiciones de empleo en el país y disminuir la informalidad. Coinciden en que es necesario realizar reformas económicas y legislativas, aunque proponen rutas diferentes.

El exmandatario y candidato a la Presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, manifestó que la disminución del desempleo en Bolivia está disfrazada por el alto nivel de la informalidad, por eso “es necesario hacer eficientes a las empresas estatales, generando una alianza con el sector privado, principalmente con el productivo, para marcar una línea de apoyo a la pequeña, mediana y gran empresa, lo que implicará menor burocracia impositiva facilitando los procesos”.

Por su lado, el candidato a la Presidencia por Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Víctor Hugo Cárdenas, sugiere modificar el sistema tributario, eliminar el pago del segundo aguinaldo, cualificar el pago de bonos y promover el estímulo del Estado destinado a fortalecer sectores productivos.

El postulante por el Movimiento Tercer Sistema (MTS), Félix Patzi, plantea simplificar el acceso a créditos para jóvenes emprendedores, la creación de empresas comunitarias para lograr la independencia económica de este sector de la población, y la conformación de asociaciones que no tengan la obligación de afiliarse a la empresa privada, por lo que será necesario reformar el Código de Comercio y la Ley 1178 Safco.

El presidente de la Brigada Parlamentaria de Santa Cruz, diputado Édgar Montaño, sostiene que el Movimiento Al Socialismo prevé la implementación de un plan para brindar oportunidad laboral a los jóvenes profesionales. A su vez, también plantea la inserción laboral en el tema productivo, es decir en el tema de tierras.

Ruth Nina, candidata a la silla presidencial del Partido de Acción Nacional Boliviano (Pan-Bol), propone que, para mejorar las condiciones de la clase trabajadora, “es imperante la industrialización del país y la creación de empresas para la generación de empleo, previa recuperación de los recursos naturales que continúan en manos de empresas transnacionales”.

En ese mismo marco, el candidato por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) Virginio Lema, coincide con la importancia de generar mayor industrialización y la reducción del arancel aduanero a cero para las mercancías que no sean producidas por los bolivianos, y el establecimiento de una relación plena con todos los países del mundo, incluido Chile, consultando previamente a la población mediante un referéndum.

Óscar Ortiz, candidato de la alianza Bolivia Dice No, ofrece la implementación de un plan de creación de empleo formal, a través de la diversificación de la economía, y, a su vez, facilitar la disminución de la asfixia económica a empresas, abaratando o eliminando tasas y multas que obstaculizan el crecimiento de emprendedores en el país. “Casi el 80% de los bolivianos trabaja en el sector informal, no tiene seguridad, jubilación ni certidumbre laboral, lo que constituye un fracaso para el actual Gobierno”, declaró Ortiz.

Por último, el candidato por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Jaime Paz Zamora, expresó que el Estado es el único generador de empleo y que quien no es funcionario público no tiene trabajo, por lo que propone un nuevo modelo productivo para generar empleo a través del incentivo de inversiones, creando una nueva estructura económica. “Un país sin empleo, es un país sin democracia”, dijo Paz Zamora.

Tags