Escucha esta nota aquí

Presidentes, vicepresidentes, miembros de directorios, gerentes, subgerentes, directores generales, directores, subdirectores ejecutivos o de cargos de igual jerarquía del ámbito privado quedan fuera del pago del incremento salarial del 7% que dispuso el Gobierno para esta gestión. El Ministerio de Trabajo emitió ayer el reglamento al Decreto Supremo 3161, que considera que en esos casos el alza “no es obligatoria”.

La pasada gestión la disposición también dejó fuera del beneficio a los mismos ocho altos rangos, bajo la argumentación de la alta remuneración económica que perciben.
El documento, que consta de seis artículos, recuerda además que el salario mínimo nacional a partir de ahora está fijado en Bs 2.000 y debe llegar a “todo trabajador sujeto a cualquier modalidad de contrato individual o relación laboral en condiciones de subordinación y dependencia, trabajo por cuenta ajena, que perciba remuneración en cualquiera de sus formas, por el desempeño físico o intelectual de actividades en jornada laboral completa”, sin que exista posibilidad de pago de un monto inferior.
El incremento deberá aplicarse en base a la remuneración básica durante la gestión 2016 y tiene que ser formalizado mediante un convenio colectivo, que deberá presentarse hasta el 30 de junio ante la Oficina Virtual de Trámites de la cartera del área laboral.

Pago del retroactivo
Hasta el 31 de mayo “podrá ser efectivizado el pago del retroactivo”, de acuerdo al artículo 3 del reglamento. Insta a que los empleadores tomen las previsiones para la suscripción del convenio del alza.

Anticipa que de no cumplirse con el pago o con la presentación del convenio se dispondrán sanciones para los empleadores.

Empresas públicas
Elizabeth Molina, directora general de Trabajo, explicó que “de acuerdo con sus condiciones van a evaluar” si pagan o no el incremento salarial las empresas públicas.
Los emprendimientos estatales que no hubieran generado utilidades durante la pasada gestión están eximidos del alza.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, informó hace días que las empresas públicas incrementaron, en promedio, un 47% sus utilidades en 2016, salvo Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, que bajó un 37% por la caída del petróleo.
En pasadas horas, la dirigencia del empresariado cruceño hizo conocer que el incremento salarial representa un bajón a las inversiones nacionales, que en 2016 rondaron los $us 2.400 millones 

Comentarios