Escucha esta nota aquí

Carlos Schlink, exviceministro del Tesoro y Crédito Público en la gestión de Jeanine Áñez, llegó al final de la tarde de este viernes al aeropuerto Viru Viru, de Santa Cruz, procedente de La Paz. En la capital cruceña guardará arresto domiciliario otorgado por un juez de la sede de Gobierno. 

Schlink estuvo en prisión desde el 28 de junio, por su vinculación en el desembolso de 327 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI). El jueves tuvo un intento fallido de llegar a la capìtal cruceña por falta de documentación de su custodio policial.

“Estoy en plena acción de libertad, porque es la única forma de garantizar que no lo vuelvan a bajar del avión", dijo su abogada Audalia Zurita, previo al viaje. Ayer la penitenciaría no le emitió el memorándum correspondiente de traslado a Schlink, por lo que la exautoridad tuvo que descender del avión. 

La detención de Schlink fue observada por los ministros de Justicia y de Gobierno, Iván Lima y Eduardo del Castillo, respectivamente. Ambos calificaron como excesiva la determinación del juez que dispuso su reclusión en el penal de San Pedro.

Schlink logró el arresto domiciliario con ciertas restricciones impuestas como el pago de una fianza de Bs 35.000, la presentación ante el Ministerio Público cada 15 días, el trámite de arraigo y la prohibición de acercarse al Banco Central de Bolivia.

“Ahora nos queda luchar por su libertad irrestricta, pura y simple. ¡Es lo justo!”, dijo su esposa Wendy Porras. La detención de Schlink se produjo el mes pasado en el aeropuerto de Viru Viru cuando la pareja se disponía a disfrutar de su luna de miel. Una semana antes, habían contraído nupcias.

Comentarios