Escucha esta nota aquí

Si va a los mercados de La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca, Pando y Beni no se sorprenda. Hay nuevos precios para el kilo de la carne de res. Su incremento oscila entre los Bs 1 y los Bs 3.

Si está en Cochabamba, Santa Cruz y Tarija ya venía pagando más caro, puesto que, a mediados de octubre en estas regiones se determinó un aumento del precio del kilo del alimento entre Bs 1 y Bs 3. Pero nada asegura que no haya un segundo aumento, sostuvo la dirigencia de comercializadores de carne al detalle de Santa Cruz.

Jesús Huchani, secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol), indicó que en el ampliado nacional que se realizó este jueves, 18 de noviembre, se acordó subir los precios del kilo de la carne de res en el resto del país entre Bs 1 y Bs 3, alza que ya se hizo en Santa Cruz, Cochabamba y Tarija.

Huchani precisó que se llega a esta ‘lamentable’ situación porque los ganaderos siguen ofreciendo carne a un costo alto y porque el acuerdo con el Gobierno para mejorar los precios ha fracasado.

“Eso determinaron las bases. Subir el precio de la carne era lo último que queríamos hacer”, dijo el gremialista.

También precisó que en los departamentos donde ya hubo aumento se van a mantener esos costos, aunque hizo notar que, de seguir la tendencia a la suba, se tendrá que realizar un nuevo incremento.

Debido a este aumento en los mercados cruceños el kilo de la carne de primera está entre los Bs 38 y los Bs 40 y, según las vendedoras del antiguo mercado Abasto, la tendencia es que siga subiendo más.

No hay motivos

Alejandro Díaz, presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol) y de Fegasacruz, sostuvo que no hay motivo alguno para que suba el precio de la carne de res.

Díaz precisó que los precios que se están manejando desde la oferta cárnica son los habituales y que, por ello, no se justifica un aumento en los mercados. 

También señaló que ya se está trabajando en la reglamentación de los centros de subasta de ganado, un punto criticado por los carniceros. Dijo además que se están actualizando los indicadores productivos para que permita reflejar de forma realista la oferta y demanda del alimento.

“Esto nos va a permitir demostrar que existe una oferta interesante para abastecer al mercado interno sin ningún contratiempo y a la vez contar con un excedente para su exportación”, precisó Díaz.

 

Comentarios