Escucha esta nota aquí

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó este miércoles un nuevo informe sobre las proyecciones de crecimiento de los países de la región y pronosticó que la economía boliviana se contraerá un 8% frente a la previsión de un -5,2% realizada en julio.

La proyección del organismo internacional, dependiente de Naciones Unidas, está en la línea de otro documento publicado el 8 de junio por el Banco Mundial, que vaticinó una retracción del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia del 5,9%, muy por encima del 3,4% proyectado en abril.

Así, la Cepal recortó este miércoles su estimación de caída del PIB de América Latina de un 9,1% previsto a mediados de año a 7,7%. La mayor contracción desde que se iniciaron los registros en 1900.

La reapertura gradual de las economías en los últimos meses y las ayudas de gobiernos a familias y empresas, permitieron moderar las caídas de actividad, especialmente en Brasil, la mayor economía regional, dijo la Cepal al entregar en rueda de prensa su balance anual sobre la región.

Ahora, comparando las cifras en el Cono Sur se ve que Venezuela registrará una contracción del -30% de su PIB, Perú es el país más afectado por la pandemia con una recesión del -12,9%, Argentina con -10,5%, Ecuador con -9%; Colombia, un - 7%; Chile, un -6% y Paraguay que solo prevé un impacto del -1,6%.

En el informe también destacan que todas las medidas ejecutadas por la crisis sanitaria provocaron una aceleración del crecimiento de la base monetaria en la mayoría de las economías de la región, con la excepción de las economías que han renunciado a la emisión de su propia moneda. En los casos de Bolivia (Estado Plurinacional de), Haití y Nicaragua, la base monetaria pasó de crecer un promedio del 7,2% entre enero y octubre de 2019, a crecer un 19,1% en el mismo período de 2020.

Mejoran perspectivas para 2021

Para 2021, la región tendrá un crecimiento del 3,7%, "pero no alcanzará para recuperar los niveles de actividad económica pre-pandemia", algo que podría ocurrir recién hacia el año 2024, expresó en rueda de prensa virtual Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal, un organismo técnico de las Naciones Unidas con sede en Santiago.

Y en el caso de Bolivia, se estima un crecimiento del 5,1% del PIB para el próximo año. Una cifra más optimista que la que proyecta el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, que en una entrevista a un medio de comunicación de La Paz consideró que el crecimiento económico en 2021 será más allá de la tasa del 3,4% proyectada en el Presupuesto General del Estado (PGE) presentado por el Gobierno transitorio.


Comentarios