Escucha esta nota aquí

Nuevamente el derecho y la tenencia de la tierra es un tema que divide aguas. El dirigente chiquitano, Lázaro Tacoó, durante el programa radial de EL DEBER, ¡Que semana!, aseguró que no van a permitir que organizaciones interculturales del interior del país tomen sus tierras y los desplacen.

Tacoó considera que la penetración de los interculturales no busca otra cosa que borrar la cultura y costumbres de los pueblos de tierras bajas en una clara muestras de un colonialismo aymara que no respeta lo pluricultural, aspecto garantizado en la Constitución Política del Estado.

El dirigente criticó a David Choquehuanca, que en su calidad de presidente transitorio, llegó a Santa Cruz indicando que todos los bolivianos tienen derecho a la tierra y que no se puede permitir que la misma esté concentrada en pocas manos, y que los bolivianos somos una familia que debemos aprender a compartir.

Es fácil usar este tipo de discursos y provocar mayor tensión y decir que los grandes empresarios se apropian de la tierra”, sostuvo Tacoó.

Además indicó que ellos conforman unas 700 comunidades que se ven desplazados por unas 1.400 comunidades de interculturales que buscan borrar la cultura y costumbres de los pueblos de tierras bajas.

Ante esta situación, con el objetivo de proteger no solo las Tierras Comunitarias de Origen (TCO), sino todo el perímetro territorial chiquitano, están recurriendo a la justicia originaria para desalojar a los interculturales.

Así, bajo este sistema ya desalojaron a cuatro comunidades a las que se les da la alternativa de dejar voluntariamente el lugar, en caso de resistencia se les hace conocer que hay un castigo comunitario e igualmente un trabajo para la comunidad.

Hace tres semanas que se comenzó con este sistema y lo vamos a seguir realizando. Son personas llegadas desde Cochabamba y La Paz, a las que se les brinda un camión para que lleven sus cosas y se retiren de nuestras tierras”, remarcó Tacoó.

Comentarios