Escucha esta nota aquí

El Comité Cívico y organizaciones vecinales de Bermejo impiden el traslado de la regasificadora, de propiedad de YPFB, hasta que se solucione el problema energético en esa localidad fronteriza con Argentina.
Ayer, funcionarios de la petrolera estatal intentaron llevarse el equipo y de inmediato dirigentes del movimiento cívico y de barrios aledaños a la explanta de ENDE, en la zona de Arrozales, se movilizaron.

La presidenta del Comité Cívico de Bermejo, Roxana Farfán, dijo a EL DEBER que se declararon en estado de emergencia para evitar que la regasificadora sea trasladada a otra región del país, ya que requieren para la generación de energía eléctrica en esta época del año, cuando se incrementa el consumo por la ola de calor.

Farfán afirmó que en el ingreso a la planta generadora de Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) se instaló una vigilia.

La regasificadora fue ubicada en la zona de Arrozales a pedido de las instituciones cívicas y vecinales por el anterior gobierno tras registrarse una fuerte crisis energética en Bermejo por el desabastecimiento de gas natural.

La presidenta del Comité Cívico Femenino, Jacqueline Castro, mencionó que YPFB intentó llevarse con el argumento de realizar su mantenimiento.
Según Castro, se comunicaron con ejecutivos de la petrolera estatal para persuadir que dejen sin efecto el traslado y propongan alternativas de solución a la generación eléctrica para la temporada de verano.

Comentarios