Escucha esta nota aquí

El diputado del Movimiento Al Socialismos (MAS) y miembro de la comisión de Planificación de la Cámara de Diputados, Edgar Montaño, informó este sábado que los recursos para pagar el bono Contra el hambre deben salir de los créditos por $us 704,2 millones, que aprobó la Asamblea del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Esta semana la presidente de la Cámara de Senadora, Eva Copa, promulgó la Ley que da pie al pago de este beneficio, aprobado por el Congreso con mayoría opositora al Gobierno de transición. 

“Que no vengan a decir que no hay recursos. Nosotros, como comisión de Planificación, hemos conversado con el Banco Mundial y el BID, y esa plata es para los bonos. La plata está”, señaló. 

El parlamentario dijo que con la propuesta del Bono de Salud Bs 500, que inicialmente propuso el Gobierno de Jeanine Áñez, se pueden usar $us 215 millones.
Pero con la actual norma, que propone pagar una suma de Bs 1.000 el Estado va gastar $us 430 millones.
“Entonces, va a sobrar plata. Vamos a tener que hacer otra ley para ver que se puede hacer con lo que sobra”, señaló Montaño.

Gobierno ve cheque sin fondos 

Desde el Estado, en reiteradas ocasiones indicaron que el bono llegó como una especie de cheque sin fondos, porque no cuenta con financiamiento.
Tras la promulgación de la norma que autoriza el pago del beneficio el viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga dijo que era es viable.

“Están usando dos créditos que no tienen ese objeto, ahora tenemos una ley como esta, la del Hambre, que no se podrá pagar, no se tiene los fondos necesarios para ello, no se conoce las fuentes para aplicarlos. Sólo podemos entender que esto es un acto electoral que viene del exterior o de un candidato que busca subir ciertos puntos”, dijo Quiroga a Bolivia TV.

En respuesta, Montaño insistió en que “el Gobierno no puede argumentar que el bono es un cheque sin fondo porque recursos hay”.