Escucha esta nota aquí

Representantes de Comteco y de los trabajadores de Elfec, informaron este miércoles que el Gobierno de Evo Morales no cumplió con los dos decretos que lanzó para nacionalizar la empresa eléctrica, que antes de pasar a manos del Estado era de propiedad de los funcionarios y de la cooperativa telefónica de Cochabamba.

Entre 2010 y 2012, Morales aprobó dos Decretos Supremos; el 0494 y el 1178, para la nacionalización de la empresa eléctrica, que tenía un composición accionaria en la que Comteco poseía un 52% y los trabajadores, el 40%

La primera norma establece la recuperación, para el Estado boliviano, de las acciones suficientes y necesarias en Elfec SA. El decreto fue lanzado el 1 de mayo de 2010, en medio de mucha tensión porque la compañía era de capitales privados. Se hizo una toma de forma física y el Gobierno designó un interventor.

El segundo decreto, emitido en 2012, autoriza a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), la adquisición del 92,12% de las acciones de Elfec y establece que los recursos para esta operación saldrán de las arcas del Tesoro General de la Nación (TGN).

“Sin embargo, nunca pagaron nada”, señaló Hugo Franco, presidente del Consejo de Administración de Comteco.

En casi una década y antes de su caída, según Franco, el Gobierno de Morales no hizo ningún intento para pagar el paquete accionario de la empresa, que en 2010 tenía un valor estimado de entre $us 60 y $us 120 millones.

“Si hubieran pagado lo que valía, este conflicto no existiría. Sabemos que los gobiernos tienen la facultad de expropiar, pero previo pago: está en la Constitución”, señaló.

El ejecutivo de Comteco sostuvo que ahora la empresa tiene un valor de entre $us 150 y $us 180 millones, pero a la cooperativa de telecomunicaciones ahora no le interesa un pago, sino recuperar su patrimonio.

Del lado de los trabajadores, Mario Zalles, representante de este grupo de accionistas, dijo que incluso el régimen de Morales inició una “cacería judicial” contra los dirigentes sindicales.

Para él, lo que pasó hace 10 años fue una usurpación. Pero al igual que Franco, sostuvo que el conflicto se hubiera evitado si el entonces Gobierno hubiera cumplido los dos decretos que aprobó.

“Esperamos que esta vez nos devuelva nuestra empresa o nos paguen un precio justo por ella”, señaló el dirigente.