Escucha esta nota aquí

La industria y el sector de la construcción, principalmente, no han podido iniciar sus labores desde este lunes, pese a la disposición de liberar sus actividades desde la fecha. La aplicación de las medidas de bioseguridad en esta emergencia sanitaria son el obstáculo para este cumplimiento.

“Hasta el momento no tenemos la aprobación de las licencias de circulación para la industria, la minería y la construcción que, de acuerdo a la norma, deberían iniciar su trabajo con medidas de bioseguridad a partir de hoy, independientemente del riesgo de los municipios”, lamentó la mañana de este lunes el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic.

Mientras tanto, dijo que su sector sigue coordinando con el envío consolidado de las listas de solicitud de circulación al Viceministerio de Seguridad Ciudadana, desde cada Cámara, aunque indicó que tampoco tienen respuesta hasta el momento.

“Esta demora nos está causando un perjuicio ya que no es posible la vuelta al trabajo, sin poder operar logísticamente y sin autorizaciones para transportar al personal”, sostuvo.

Inicio de actividades

Según el Decreto Supremo (DS) 4229, independientemente de las condiciones del nivel de riesgo de los municipios, da continuidad a ciertas actividades económicas del sector industrial, manufactura, agropecuaria, construcción, además del servicio de entrega de comida a domicilio que se realizará de 9:00 a 22:00, de lunes a domingo, entre otras.

En todo caso, dispone que las personas naturales y jurídicas dedicadas a su elaboración deberán garantizar el servicio de transporte a su personal cumpliendo la medida de higiene en la preparación de los mismos y de bioseguridad correspondientes.

La construcción

El mismo DS 4229, establece que el sector de la construcción, puede iniciar su trabajo, sujeto a reglamentación por el Ministerio de Obras Públicas, de Trabajo y de Salud, mediante resolución multiministerial.

“No estamos empezando a trabajar. Aunque está vigente el DS 4229, hay una resolución del eje troncal que impide la autorización de movilizarse para el personal constructor. Por eso es que las empresas no están preparadas con el protocolo de bioseguridad y no hay garantías”, informó a EL DEBER, el ejecutivo de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Construcción de Bolivia, Valerio Ayaviri.

Por otro lado, dijo que la Cámara Boliviana de la Construcción, está exigiendo al Gobierno central, a las gobernaciones y a los municipios que contratan los servicios de obras, la modificación de los contratos para que contemplen adendas para presupuestar recursos para la compra de equipos de bioseguridad.

No existen protocolos

Por su parte, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, respondió al sector industrial y constructor, que no han dado a conocer sus protocolos de seguridad y se espera que haya un chequeo cruzado con el Ministerio de Trabajo, para dar los permisos correspondientes.

Confusión en las normativas

Pese a que la Cámara la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz) viene coordinando de hace tres semanas atrás, con el delegado presidencial en Santa Cruz, el ministro Arturo Murillo y el senador Pablo Klinsky, en cuanto al procedimiento de seguridad para realizar el inicio de actividad del sector constructor, existe todavía confusión acerca de las normativas.

“El DS 4229 dice que los sectores económicos donde se incluye la construcción, podrán ingresar al trabajo, desde este lunes 11 de mayo. Sin embargo, la resolución multiministerial 001/2020, indica claramente que el sector de la construcción deberá adecuar sus horarios de trabajo dependiendo de la calificación de riesgo que den los gobiernos departamentales y municipales. En el caso de Santa Cruz, sigue la calificación del nivel riesgo alto. Esto genera una confusión de interpretaciones”, señala la entidad, en una carta enviada al Gobierno.

En tal sentido, para precautelar la seguridad de sus asociados, solicitaron a las autoridades, el envío de protocolo de bioseguridad de las obras que tienen vigentes.

Delivery

Mientras tanto, el sector de los restaurantes ha empezado a trabajar con más intensidad en varias zonas de La Paz.

La alcaldía municipal de esta ciudad controla el comercio de comida y cuida que los restaurantes, no atiendan al público, de forma directa, sino que lo hagan vía delivery y la aplicación de medidas de bioseguridad de todo su personal.