Escucha esta nota aquí

De forma sorpresiva integrantes de las 105 empresas afiliadas a la Asociación de Empresas Constructoras (Adeconts) tomaron las oficinas del Fondo Indígena de Santa Cruz, debido a que el Gobierno no les canceló los Bs 309 millones por las obras terminadas o que tienen un avance de construcción de uno 80% y 90%.

Ya por la tarde levantaron la medida, debido a que junto con los alcaldes de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) determinaron que desde el lunes se iniciará un bloqueo de carreteras que busca paralizar el departamento.

Rudy Granado, presidente de Adeconts, lamentó el accionar de Fernando Vargas, director del Fondo Indígena, que habría trabado los desembolsos para pagar a las empresas constructoras de Santa Cruz, pues de 75 ítems para pagar en Santa Cruz, Granado aseguró que por órdenes de Vargas solo se aprobaron 20.

“Es un abuso, ya estamos cansados, por lo que desde el lunes iniciaremos el bloqueo de las carreteras. Necesitamos que nos paguen no aguantamos más”, señaló Granado.

A su vez, Moisés Salces, presidente de Amdecruz y alcalde de San Ignacio de Velasco, sostuvo que van a apoyar a las constructoras y si es necesario irán a una huelga de hambre hasta que el Gobierno cumpla con sus obligaciones.