Escucha esta nota aquí

Peligra la soberanía alimentaria en Bolivia. Este lunes la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) denunció el ingreso de soya, maíz y trigo de contrabando, que llegan desde Argentina, a través del paso fronterizo con Yacuiba. Los contrabandistas hacen pasar estos productos como nacionales; que se cultivan en el área de influencia de la frontera.

Fidel Flores, presidente de Anapo, sostuvo que cada año “miles de toneladas” de estos granos ingresan de forma ilegal, haciendo una competencia desleal con la producción de los agricultores bolivianos.

El dirigente apuntó que las diferencias cambiarias y la mayor productividad de los agricultores de Argentina, por el uso de la biotecnología, “están generando condiciones para que ingresen granos de esos cultivos, afectando a los productores bolivianos y poniendo en riesgo la soberanía alimentaria”.

Flores sostuvo que estos artículos incluso ingresan haciéndose pasar como si fueran de producción nacional del área de influencia de la frontera. Bajo este camuflaje pasan los puntos de control establecidos en la carretera.

Se debe implementar el registro de agricultores y de la producción en las áreas de potencial contrabando, como es la zona de Yacuiba y Villamontes, para realizar un mejor control de esa producción a través del Senasag y la Aduana Nacional”, señaló.

Flores precisó que el ingreso de estos productos desalienta la inversión de los agricultores. Por ejemplo, para la campaña de invierno se tenía prevista la siembra de 90.000 hectáreas de maíz, pero debido a los bajos precios del grano que ingresa de forma ilegal, solo se cubrió un 60% del área.

“Los precios del maíz del contrabando desalientan la producción porque los costos de producción son elevados”, dijo.

En este contexto adverso, el dirigente sostuvo que es importante que el Gobierno permita a los productores el uso de 'Organismos Genéticamente Modificados' para la soya y maíz, para mejorar la productividad.

“Están ingresando miles de toneladas anuales de granos de maíz y soya, que son producidos con transgénicos, porque los productores de ese país tienen pleno acceso al uso de esta tecnología, para hacer llegar su producción hasta nuestro país a menores precios”, manifestó.

Anapo solicitó a las autoridades de Gobierno una reunión para coordinar las acciones que deben implementarse de manera urgente para evitar el ingreso de estos granos.

Comentarios